Ganemos propone regular la música en la calle para acabar con las prohibiciones arbitrarias

Virginia Carrera y Gabriel de la Mora, concejales de Ganemos Salamanca. Foto: Cinthya Duarte

El grupo municipal anuncia una propuesta con siete artículos para regular las actuaciones musicales en la calle. Límite de 85 decibelios para quienes usen amplificador y obligación de comunicar la actuación previamente para ser autorizado.

El grupo municipal de Ganemos Salamanca va a proponer al resto de la corporación una modificación de artículos en la actual normativa para regularizar las actuaciones musicales en la calle. Algo que podriá convertirse, según han reconocido, en un borrador para un reglamento específico que regulara las manifestaciones musicales en Salamanca, como lo hay en otras ciudades como Madrid, y que pusiera fin al limbo legal en el que según Ganemos se encuentran los músicos callejeros en Salamanca.

 

En una rueda de prensa, los concejales Virginia Carrera y Gabriel de la Mora han dado a conocer una propuesta con siete artículos que pretenden regular las actuaciones musicales expontáneas en la calle, las que hacen muchos músicos a cambio de donativos o como forma de subsistencia y las que tienen que ver con actividades comerciales. Estos son los tres tipos fundamentales de manifestaciones musicales que, según Ganemos, se dan en las calles de Salamanca. 

 

En estos momento, cuatro ordenanzas municipales incluyen artículos en los que se regulan diversos aspectos de la emisión de música o ruidos en la vía pública en Salamanca, algo que para Ganemos supone un marasmo de normas y que va en contra de su apuesta por disponer de unas pocas normas, claras y que se cumplan. Además, denuncian el vacío legal que en la práctica existe, porque aunque hay normativas, no se aplican.

 

 

NO SE DAN LICENCIAS

 

Según Ganemos, actualmente no se conceden licencias para actuar en la calle porque el Ayuntamiento recomienda a quienes tienen intención de solicitarlas que, directamente, no lo hagan porque se deniegan sistemáticamente. Y aunque Ganemos cree que no hay multas, sí que ha habido casos en los que músicos han sido sancionados. Así, sin licencia, todos los músicos callejeros en Salamanca "están haciendo música de manera ilegal" y a expensas de la arbitrariedad de la Policía Local, que es la que decide si se permite o si tienen que dejar de hacer música o trasladarse de lugar.

 

 

LÍMITE 85 DECIBELIOS

 

Frente a ello, Ganemos propone siete artículos con una pequeña regulación que limite a 85 decibelios el nivel de sonido que se puede hacer con un amplificador (medido a cinco metros del punto de emisión); es el mismo ruido que se permite para una obra en la calle. No regiría para aquellos instrumentos que se tocan sin amplificación porque no llegan a ese volumen de decibelios. Además, quienes pidan dinero o donativos mientras actúan deberán anunciarlo con un cartel, y bastará con una comunicación al Ayuntamiento para que se permita la actividad.

 

Para los músicos espontáneos no existirán estas limitaciones, "no es lo mismo salir a tocar la guitarra a la calle porque te apetece que hacerlo como modo de subsistencia", dicen, o dentro de una actividad comercial. También abren la puerta a que se pueda regular este tipo de actuaciones en la Plaza Mayor, siempre respetando la máxima protección del lugar, pero considerando que es el mayor ágora pública de la ciudad y que su función es albergar las manifestaciones de los ciudadanos.