Ganemos lamenta que "parroquias y ONGs" se hayan convertido "en el brazo ejecutor de las políticas del Ayuntamiento"

Pilar Moreno y Gabriel de la Mora, de Ganemos Salamanca (Foto: I. C.)

Aseguran que "es una responsabilidad del Ayuntamiento el mejorar la calidad de vida de las personas que habitan Salamanca y fomentar el bienestar de la ciudadanía".

Desde Ganemos han criticado con dureza que "las parroquias y las ONGs de carácter humanitario se han convertido en el brazo ejecutor de las políticas del Ayuntamiento. Las ayudas de emergencia social que el Ayuntamiento debería gestionar justa y eficientemente no se tramitan en los plazos necesarios y muchas veces son las propias ONGs las que se ven obligadas a actuar, por mandato directo de la concejala de asuntos sociales", han asegurado en rueda de prensa.

 

Para Ganemos "es responsabilidad del Ayuntamiento el mejorar la calidad de vida de las personas que habitan Salamanca y fomentar el bienestar de la ciudadanía. Y por ello debe garantizar que todas las personas que residen en esta ciudad tengan acceso a los derechos sociales".

           

"En esta ciudad, cualquier persona que sufra las consecuencias de la crisis lo mejor que puede hacer es ir a darle pena al alcalde, algún concejal y en especial a la señora Klimowitz. De este modo se podrá asegurar que Cruz Roja o Cáritas le prestarán ayuda, con dinero del Ayuntamiento. La política social no trata de reducir la exclusión social, únicamente paliar las consecuencias más amargas, mediante paliativos caritativos", ha subrayado Gabriel de la Mora, número 4 en la lista de Ganemos al Ayuntamiento.

           

"En la actualidad los servicios ofertados por el Ayuntamiento no cubren las necesidades de la mayoría de los salmantinos y salmantinas y especialmente de aquellos que se encuentran en situación más vulnerable", han añadido.

 

SIN LUDOTECAS EN LOS BARRIOS CON MÁS NECESIDAD

           

"Tenemos muchos ejemplos de los que se puede hablar: el presupuesto para  ayudas de urgente necesidad y de atención inmediata a personas en riesgo de exclusión social, no se ha elevado, y sin embargo en los últimos años las personas que han pasado a engrosar esta situación se han multiplicado, por lo que las cuantías de las que se ha podido disponer se han visto muy reducidas; las ludotecas han pasado de 8 a 5 y se han cerrado las ubicadas en los barrios de Puente Ladrillo y Buenos Aires; las políticas dirigidas a los jóvenes son erráticas  sin continuidad, los educadores de calle se contratan unas horas a las semanas y los proyectos que se inician no se mantienen en el tiempo.  El número de escuelas infantiles municipales es de cuatro con una oferta total de 350 plazas que no cubre mínimamente las demandas de la gente con dificultades", apunta Pilar Moreno desde Ganemos.

           

"Este año la oferta de vacaciones como siempre se verá desbordada de solicitudes y habrá que sortear las plazas, pero con el problema de que las actividades ofrecidas por los CEAS para campamentos urbanos tienen un número reservado de sólo el 15%, para niños con necesidades  con lo que eso se traduce en 4 plazas cuando se ofertan 30", ha lamentado.

           

"Y por supuesto no puedo olvidar el abandono del alcalde de Salamanca con el conflicto del hospital, que en ningún caso se ha comprometido con la ciudadanía en la exigencia de que el hospital de Salamanca siguiera un ritmo de construcción como estaba acordado y tampoco ha apoyado las demandas de los trabajadores para que se mantenga la plantilla y se pueda realizar toda atención en el mismo y no tener que desplazarse a Segovia o Burgos a operarse", ha finalizado Moreno.