Ganemos: el mérito de 'poner el cascabel' al Grupo SIETE y a la contratación municipal

Virginia Carrera y Gabriel Risco. (Foto: T. Navarro)

La agrupación de electores se atreve a darle un giro a dos de las cuestiones más polémicas de la gestión municipal: comisión de investigación sobre la polémica unidad de la Policía Local y el principio de un gran cambio a las formas de contratación pública.

El resultado de Ganemos Salamanca fue una de las sorpresas de las pasadas elecciones municipales y su entrada en la corporación municipal no ha dejado de serlo desde el primer día, el de la toma de posesión del alcalde. Allí uno de sus concejales, Gabriel de la Mora, dejó una frase para la posteridad, "¡Vaya suerte has tenido!", que evidenció el desparpajo y la falta de complejos de los cuatro concejales de la agrupación de electores.

 

El período de adaptación ha sido complicado ya que ninguno está en dedicación exclusiva y compatibilizan el Ayuntamiento con sus trabajos y, en el caso de De la Mora, con la Diputación. Y en estos primeros seis meses han comprobado que la intendencia municipal es ardua y también que muchas de sus iniciativas no han sido del gusto del resto de grupos. De la docena de mociones propias que han presentado sólo han conseguido sacar adelante dos, un balance algo desperanzador, ¡pero qué dos! Y a ellas hay que añadir el trabajo de fondo en muchas mociones que han acabado siendo conjuntas de todos los grupos, como la declaración contra la violencia de género, sobre el registrod de parejas de hecho, sobre el VIH, las aportaciones a la moción más crítica por el Hospital...

 

El mérito de Ganemos es haberle puesto 'el cascabel' a dos cuestiones espinosas en el Ayuntamiento y que están relacionadas con dos de sus banderas, la transparencia y el respeto a los derechos y libertades individuales. Y si no han conseguido evitar que el equipo de Gobierno gaste centenares de miles de euros en arreglar los desperfectos que dejó en las piscinas la anterior concesionaria o aprobar sus mociones sobre libertad de expresión, sí se pueden apuntar dos tantos importantes.

 

El primero, la puesta en marcha de la primera comisión de investigación en el Ayuntamiento de Salamanca: la que todavía está en marcha sobre el Grupo SIETE de la Policía Local. Fue en el pleno del día 4 de septiembre, por iniciativa propia y con el apoyo de Ciudadanos, que también se significó, y el PSOE a favor; se logró evitar el bloqueo del PP, que intentó rechazar que se debatiera la moción, y que luego tuvo que abstenerse en la aprobación. La comisión está en marcha para determinar la idoneidad de este grupo fuente de numerosas polémica y sobre el que los grupos municipales de la oposición tienen dudas.

 

El segundo gran asunto fue la aprobación de una moción para abrir un registro de proveedores y licitadores, un cambio radical en la manera de contratar del Ayuntamiento, bajo sospecha desde hace tiempo. La propuesta, similar a ideas de otros grupos, marca el camino para una participación más igualitaria y transparente en los contratos municipales. Tuvo el apoyo de Ganemos, Ciudadanos y PSOE y el voto en contra del PP, pero la unión de la oposición logró sacarlo adelante. Ahora hace falta que se desarrolle.

Noticias relacionadas