Ganemos culpa al alcalde y los concejales de deportes y contratos del deterioro del Multiusos

El concejal de Ganemos Salamanca, Gabriel Risco.

El grupo municipal achaca al equipo de Gobierno el descontrol total de las instalaciones públicas que se ceden a empresas privadas: no se vigila qué hacen y "el coste lo pagan luego los salmantinos".

Ganemos Salamanca ha puesto el acento sobre el problema que, en su opinión, está detrás del caso del Multiusos Sánchez Paraíso. Como ha informado este medio, el equipo de Gobierno pretendía pagar 2,2 millones, 1,5 millones de reparaciones y otros 700.000 euros de nuevo equipamiento, con fondos municipales para, inmediatamente, ceder la instalación a una empresa privada para que la explotara. Todo ello para reparar los deterioros de la instalación que, sobre el papel, son por contrato responsabilidad de las empresas concesionarias.

 

"Este Ayuntamiento tiene los servicios públicos en gestión privada totalmente descontrolados", ha dicho el concejal Gabriel Risco, que ha puesto el acento en la responsabilidad política que corresponde al equipo de Gobierno. "Estamos en presencia del caso 'piscinas II', deterioro por falta de control del Ayuntamiento" y que "luego pagamos todos los salmantinos", ha dicho el relación al caso, similar al de la cocnesionaria de las piscinas, Eulen, que se fue dejando las instalaciones en un estado tal que el coste de las reparaciones ascendía a 6,6 millones, según informes municipales.

 

"¿El alcalde no es responsable? ?El concejal de deportes no es responsable? ¿El concejal de contratación no es responsable? Si no hay responsabilidad, que se vayan", ha asegurado Risco, que considera que la responsabilidad no corresponde sólo a las empresas y a su obligación de mantener las instalaciones que se les ceden en buenas condiciones, y devolverlas al menos como las recibieron. Sino también al Ayuntamiento, que es el titular de las instalaciones.

 

Risco ha asegurado que este caso se ha producido, como otros, "porque no hay control" y porque el equipo de Gobierno se centra en dar las instalaciones a empresas privadas en unas condiciones, cuando lo importante no es sólo el pliego de condiciones por el que se firman los contratos, sino el control que se hace a posteriori.

Noticias relacionadas