Ganemos critica la designación de Rafael López Iglesias como nuevo gerente de Sacyl

Ganemos Salamanca cree que su nombramiento tiene un objetivo claro, "imponer la voluntad de Madrid de imponer las Unidades de Gestión Clínica, y nadie mejor que Rafael López para acometer esta tarea". 

Ganemos Salamanca se ha prounciado tras el ascenso de Rafael López como gerente del Sacyl. "Está claro que sus diez meses en nuestra provincia han sido suficientes para que los salmantinos respiremos hondo y nos alegremos de que se vaya, al igual que hicieron nuestros vecinos y vecinas de Zamora".

 

"Durante su corta estancia por nuestras tierras, ha sido capaz de enemistarse con todos aquellos con los que ha tratado. Su carácter prepotente y distante de toda negociación, unido a su actitud implacable en la reducción de la plantilla, ha generado el enfrentamiento con todo el colectivo laboral, con aumento de cargas de trabajo, ratios imposibles y el crecimiento de la red clientelar que lo sustenta".

 

"En estos meses, ha sido incapaz de mejorar el poder resolutivo del complejo hospitalario y ha permitido que miles de ciudadanos salmantinos hayan tenido que desplazarse a otras provincias para resolver sus problemas de salud, favoreciendo a la sanidad privada. Ha aguantado impasible tres mareas blancas".

 

"A Rafael López ya le precedía la polémica generada durante su gestión en Zamora, donde implantó el sistema de cocina en línea fría, sufrido por el personal y los pacientes, inició el sistema de comida fría para los hospitales, que posteriormente se ha extendido a comedores escolares con los escándalos del curso pasado, y la creación de las Unidad de Gestión Clínica de Psiquiatría, con resultados muy satisfactorios económicamente para los gestores, pero muy preocupantes en materia de salud".

 

Desde Ganemos y todas las fuerzas políticas comprometidas con una Sanidad Pública, Universal, y Gratuita y de Calidad, denuncin este nombramiento y "estaremos especialmente alerta porque se lo han llevado a Valladolid, pero desde ese puesto puede hacernos más daño que desde su posición en el Hospital de Salamanca, aunque fuera mucho" concluyen.