Ganemos asegura que el pacto entre PP y Ciudadanos es "una oportunidad perdida para lograr un futuro mejor para Salamanca"

Los tres cabezas de lista de Ganemos, en la rueda de prensa (Foto: Chema Díez)

La agrupación de electores asegura que el el equipo de Mañueco se define por: "La tolerancia hacia la corrupción, la falta de libertades, el escaso respeto a los derechos fundamentales y al funcionamiento mismo de la democracia".

El partido “Ciudadanos” ha decidido abstenerse en la votación de investidura, dejando gobernar a la lista más votada, la del PP de Fernández Mañueco, criterio preferido por la formación frente a la alternancia democrática en las instituciones.

 

La tolerancia hacia la corrupción, la falta de libertades, el escaso respeto a los derechos fundamentales y al funcionamiento mismo de la democracia por parte del equipo del actual alcalde del PP, no han sido argumentos suficientes frente al criterio electoralista del gobierno de la lista minoritaria más votada.

 

EL PP, SALPICADO POR LA CORRUPCIÓN

 

Ciudadanos ha preferido mantener en el gobierno al mismo partido que lleva más de 20 años en el Ayuntamiento, que ha reconocido movimientos de dinero negro de empresas contratistas a medios de comunicación en campaña electoral por mediación de Fernando Rodríguez, y que se encuentra salpicado de numerosos casos de corrupción, sin que se le exija las correspondiente depuración de responsabilidades éticas y políticas. Ha preferido apoyar al PP que ha ejercicio durante 20 años un gobierno local autoritario, conflictivo, que ha provocado la expulsión de los jóvenes por falta de oportunidades, que ha convertido a Salamanca en el foco de la vulgaridad de las fiestas del alcohol, olvidando la USAL y la cultura.

 

La alternativa posible y realista era el cambio en la Alcaldía y en el gobierno del Ayuntamiento, requisito para desmontar las redes clientelares urdidas por el PP en estos 20 años. La alternancia en beneficio de la salud democrática del Ayuntamiento, el respeto a los derechos humanosy el liderazgo del cambio por el resto de fuerzas democráticas de la ciudad. Cuestión que sí han comprendido en otros lugares de la provincia como en Ciudad Rodrigo, donde el partido naranja sí ha tenido claro la superior legitimidad democrática de desalojar a los corruptos de las instituciones  y sumar  votos y concejales para generar un gobierno de mayorías sociales y de cambio, tras décadas de gobiernos corruptos y autoritarios del PP en Salamanca.

 

Desde Ganemos Salamanca, y pensando sólo en la ciudadanía de Salamanca, lamentamos profundamente la decisión, esperando que el acuerdo de gobierno suscrito por el PP y Ciudadanos sirva para los supuestos bienintencionados fines que dicen promover desde el partido naranja, pero que por ahora son meras palabras, no refrendadas por los hechos. Ahí están las últimas actuaciones del Alcalde en funciones y su PP con la última adjudicación oscura, por vía de urgencia a una empresa de los papeles de financiación del PP en Salamanca.

 

Seguiremos exigiendo transparencia, participación y justicia social y ambiental, pero también  responsabilidad por las actuaciones irregulares pasadas, sin taparnos la nariz y manteniéndonos firmes contra la corrupción y los cantos de sirenas del poder económico, político y mediático, no permitiendo la impunidad que tanto daño hace a las instituciones y generando desconfianza de la ciudadanía en el sistema democrático. Nuestro compromiso será exigir día a día la responsabilidad por las actuaciones y decisiones que se han adoptado y se adopten en el Ayuntamiento.

 

Lamentamos y compartimos la frustración que sentirán miles de salmantinos y salmantinas con sobre una expectativa de cambio real en el gobierno de nuestra ciudad a raíz de los resultados electorales del pasado 24 de mayo. Entendemos que la desilusión generada recae fundamentalmente sobre los concejales y las concejalas electas de Ciudadanos, que tendrán que asumir el coste político y social de su decisión.

Noticias relacionadas