Ganar de una puñetera vez

IMPERIOSA NECESIDAD. Tras trece jornadas sin conseguir vencer, no hay más que explicar
TERESA SÁNCHEZ
Frente al Villarreal B, esta noche, “los once que salgan tienen que dejarse la piel de una puñetera vez en el terreno de juego y ganar”. La frase la podría firmar cualquier seguidor del Salamanca en cuya memoria apenas quedan recuerdos de la última vez que la Unión venció, pero no son palabras fruto del calentón de un aficionado sino que las pronunció ayer el técnico del equipo, Pepe Murcia. Con ellas resumió la imperiosa necesidad que tiene el Salamanca por ganar, por sumar y tratar así de salir del pozo profundo al que se ha tirado de cabeza.

Y es que las victorias, incluso los empates, han dado la espalda al equipo en los últimos meses por diferentes motivos pero después de trece encuentros sin conseguir vencer ya es casi imposible encontrar explicaciones lógicas a una situación que además se enrarece más aun con partidos como el del pasado sábado en Alcorcón. Frente al equipo madrileño la Unión no dio una a derechas y además se acentuaron síntomas preocupantes de falta de intensidad y concentración que Pepe Murcia trata de combatir a marchas forzadas. Incluso apelando a la tremenda.

No queda otra que echar el resto porque el Salamanca sigue en puestos de descenso directo y sólo la irregularidad del resto de equipos que están en zona de peligro ha evitado que se haya hundido aun más en la clasificación. Ser el primero en reaccionar, y más con la dinámica que arrastra el Salamanca, se vislumbra como la única vía por la que intentar la salvación ahora mismo.

Además el Salamanca vuelve hoy a jugar en casa donde la deuda pendiente con la afición sigue aumentando, así que frente al filial del conjunto castellonense se exige dar el máximo. Si no buen juego, a los unionistas se les pide –el primero que lo hace es su técnico–, entrega y convencimiento en lo que hacen.

El once por el que apostará Murcia es una auténtica incógnita. Asegura el entrenador que no habrá grandes revoluciones por lo que sucedió en Alcorcón, aunque sí se prevén cambios con la vuelta de Héctor Yuste y Sito Castro y la posibilidad de introducir alguna variante en la línea de tres por detrás de Marcos Márquez, que sigue siendo el único punta disponible. Hasta el último momento se mantendrá la duda en la portería, puesto que el titular en las últimas semanas, Ángel Bernabé, no entrenó ayer y eso podría facilitar la vuelta al marco de Biel Ribas.

La situación y la hora del encuentro, a partir de las 20.00 horas, hacen temer que el respaldo al equipo desde la grada pueda ser menor que en otras ocasiones. El equipo sigue reclamando apoyo, aunque como ayer comentaba el técnico “a la afición hay que pedirle perdón y que siga confiando en nosotros.Está de diez, por encima de nosotros y lo que le estamos dando”. Ahora le toca al equipo responder.