Ganaderos e industriales no cubren costes en un sector en el que solo aguantará “el que haga las cosas bien”

La crisis del ibĂŠrico se prolonga desde 2007 con pequeĂąas recuperaciones, que producen mayores caĂ­das del precio

Los profesionales del sector del porcino ibérico viven una complicada situación porque si el ganadero no llega a cubrir costes, el industrial se encuentra con un panorama muy similar. “Por eso, solo aquel que sepa adaptarse a las necesidades y haga las cosas bien podrá tener la opción de aguantar porque esta situación pasará, son ciclos”. Así se expresa Gregorio Sánchez, profesional del sector y miembro de la mesa de porcino de la Lonja Provincial, quien destaca además que el consumo interior está en unos niveles muy bajos.

De hecho, el consumo nacional ha caĂ­do hasta lĂ­mites nunca conocidos y mĂĄs en un producto que no es de primera necesidad como el derivado del ibĂŠrico pero el mercado internacional tampoco es capaz de absorber toda la oferta que hay aunque su movimiento es mayor y es una pequeĂąa tabla de salvaciĂłn para que el industrial cubra costes.

Por su parte, el ganadero ve lastrado su beneficio por el precio de la materia prima (cereales, proteínas…) y el gasto en alimentación es más elevado que el que se paga por los animales y por eso muchos ganaderos optan por ‘atostonar’ y no gastarse dinero en cebar el ganado. O eso, o venden las madres y cierran la explotación a un precio de coste para no perder aún más dinero.

Ésta es la situación actual de un sector como el ibérico, que a pesar de todo no ha disminuido la cifra de animales sacrificados en los mataderos en 2011, según datos de la Junta, no ha disminuido, más bien todo lo contrario. Pero aun así, los industriales acumulan un gran ‘stockaje’ de producto al que dan salida de una manera muy lenta.

“Las cosas van a seguir por estos derroteros; puede ser que el ibérico de pienso suba, pero lo hará muy lentamente hasta el cierre de campaña pero está claro que la necesidad es escasa en estos momentos. No obstante, hay que aguantar haciendo las cosas bien, eso está claro”, concluye Gregorio Sánchez.

Precio en origen mĂĄs bajo que en 2007
En lo que se refiere a los precios de la materia prima, en el cerdo de pienso en intensivo, el valor actual es de 1,32 euros por kilogramo, 0,16 euros mĂĄs bajo que en el aĂąo 2007 y 0,20 y 0,17 euros tambiĂŠn por debajo de 2010 y 2011, demostrando que el sector estĂĄ tocando fondo y eso que en las Ăşltimas semanas ha cotizado al alza en la Lonja Provincial.

El caso de los lechones es aĂşn mĂĄs significativo porque estos alcanzaron su nivel mĂĄs alto en el aĂąo 2010 con 3,11 euros el kilogramo en el mes de abril, mientras que dos aĂąos despuĂŠs su valor se ha desplomado hasta 1,91 euros y mĂĄs que puede caer porque en la actualidad se encuentran sin precio.

El blanco, mĂĄs optimista
Por su parte, en el porcino blanco, la situación económica es un poco mejor, “pero todo lo que sea recibir menos de 1,30 euros por kilogramo es perder dinero ya que es lo que cuesta alimentar a un animal, por lo que el sector no está muy boyante y la exportación salva un poco los muebles”, señala Sánchez.