Ganaderos de Hinojosa protestan por los ataques a sus animales

Reunión. Hoy están convocados los alcaldes y profesionales de las localidades de Sobradillo, La Fregeneda, Lumbrales y Bermellar.
Miguel Corral
Ganaderos y alcaldes de los municipios de Bermellar, La Fregeneda, Sobradillo y Lumbrales están llamados hoy a una reunión informativa que se celebrará en Hinojosa a las 11.00 horas. La iniciativa parte del alcalde de esta última localidad, Francisco Bautista, después de los sucesivos ataques de cánidos que tuvieron lugar sobre la cabaña de ovino en esta zona del Abadengo.

En esta reunión, además de tener conocimiento de todos los casos que tuvieron lugar en rebaños de estas localidades próximas a Hinojosa de Duero, se abordarán medidas para intentar evitar en lo posible la sangría de ovejas que vienen padeciendo los ganaderos de la zona por estos ataques, sin que pueda precisarse de manera cierta si se trata de algún ejemplar de lobo ibérico o de una jauría de perros asilvestrados.

En cualquier caso, dadas las distancias entre los lugares donde se produjeron estos ataques, así como el escaso tiempo transcurrido entre ellos, hace pensar que fueran varios los animales causantes, bien perros o algún ejemplar de lobo, especie esta que anteriores ocasiones causó graves daños a la cabaña ganadera.

Después del último de los ataques denunciado por este diario y que se produjo en la madrugada del pasado jueves en Hinojosa, los hechos se han repetido casi a diario en las distintas localidades mencionadas. A las 20 cabezas muertas o heridas, se suman ya otra treintena fruto de estos últimos sucesos. Curiosamente, el ganadero entrevistado por TRIBUNA en esa información, Juan Manuel Frutos, volvió a tener como víctima a su rebaño de raza Assaf el pasado domingo, aunque en esta ocasión los hechos se produjeron a varios kilómetros de distancia de donde tuvo lugar el ataque anterior, muy próximo a las viviendas del pueblo, por lo que nunca imaginó que volviera a vivir la misma experiencia tres días después
El último de estos ataques en Hinojosa tuvo lugar en la madrugada del martes y en esta ocasión el ganadero afectado era Juan Matías Frutos, quien observaba a primeras horas de la mañana como varias ovejas de su rebaño aparecían con graves heridas hasta descubrir varios cadáveres que horas después eran inspeccionados por los agentes del servicio territorial de Medio Ambiente.

Este suceso ocurrió a escasos 200 metros del ataque que sufrió el jueves pasado Juan Manuel Frutos, muy cerca del casco urbano de Hinojosa. Aunque los agentes no precisaron el animal o animales causantes de este ataque, los indicios de las heridas que presentaban las ovejas muertas apuntan a que se trata de ejemplar de lobo ibérico La mayoría de los ganaderos afectados carecen de seguro contra ataques de cánidos. En el caso de que el culpable de estos sucesos fuera un ejemplar de lobo, la Junta obliga a los ganaderos a tener contratada una póliza de seguro para cobrar las indemnizaciones correspondientes a la franquicia no cubierta por la compañía aseguradora de acuerdo a la tabla de precios en la que se estipulan 140 y 110 euros por oveja en las aptitudes de leche y carne, respectivamente.

COAG denuncia los ataques
Por su parte, el sindicato agrario COAG en Salamanca solicita al delegado territorial de la Junta de Castilla y León que ponga en marcha el dispositivo de asistencia al ganadero para atajar de inmediato “esta situación insostenible”.

Por tanto, ante los continuos ataques de lobos que sufren los ganaderos de Las Arribes del Duero en el último mes y que han provocado la pérdida de más de 100 cabezas de ganado, COAG hace esta petición a la Administración regional. La reclamación se basa en la puesta en marcha el dispositivo de Asistencia a los ganaderos por ataques de lobo al sur del Duero “para comprobar in situ la veracidad de los hechos y adoptar las medidas necesarias para atajar esta situación”.