Gallardón rectifica, mantiene los partidos judiciales y admitirá más de un tribunal de instancia por provincia

Gallardón en el Senado

El ministro confirma que se mantendrán todos los partidos existentes y que los órganos pasarán a designarse tribunales de instancia.

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha anunciado que su departamento rectificará e introducirá cambios en el anteproyecto de  la nueva Ley Orgánica del Poder Judicial, que preveía eliminar partidos judiciales y concentrarlos en las capitales de provincia. Frente a ello, ha señalado que se admitirá más de un tribunal de instancia provincial, además de mantener todos los partidos.

 

Tras reunirse con el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, el ministro ha reconocido el papel especial Galicia a la hora de conducir a su departamento a la "reflexión" de que el modelo previsto en la ley, "que es un buen modelo", debe ser modificado en algunos aspectos para corregir "disfunciones" de carácter territorial que se pudieran generar.

 

Analizadas las alegaciones de otra Xunta y otros Gobiernos autonómicos, Gallardón ha señalado que cuando se tramite el proyecto de ley éste permitirá la posibilidad de que, siempre que concurran "determinadas circunstancias" previstas en el texto, pueda existir más de un tribunal de instancia por provincia. Dichos órganos dejarán de llamarse tribunales provinciales de instancia y pasarán a designarse tribunales de instancia, además de tomar el nombre de la ciudad donde esté la sede principal de cada uno. Asimismo, agruparán las unidades judiciales existentes en los distintos partidos judiciales de su área.

 

 "Esto significa que no desaparece el concepto de partido judicial, sino que redefine su función (habrá "flexibilidad" para el reparto de asuntos) en la nueva organización judicial, pero se mantienen los existentes", ha señalado, para añadir, además, que se crean las oficinas judiciales de paz destinadas a ser las sucesoras de los juzgados de paz. El ministro ha ratificado su intención de presentar "sí o sí" este proyecto en septiembre y ha garantizado que estará listo en esta legislatura. De hecho, ha manifestado que podría estar aprobado "antes del verano siguiente", aunque tendrá unas disposiciones transitorias fijando los plazos para que los órganos judiciales puedan adaptarse a algunas de sus medidas.

 

 

FLEXIBILIDAD EN EL TRASLADO DE ASUNTOS

 

Pese a los cambios introducidos en la norma, Ruiz-Gallardón se ha reafirmado en los objetivos planteados en el proyecto y ha apuntado, entre otros extremos, a la necesidad de reducir las demoras en la resolución de los asuntos y también a aumentar la seguridad jurídica. Así, ha explicado que los tribunales de instancia permitirán "reorganizar" la carga de trabajo entre los distintos juzgados, que actuarán bajo un único órgano. La homogeneización se logrará mediante el reparto provincial o por tribunales de instancia de asuntos, la "flexibilidad" de sustituciones entre jueces dentro de un mismo tribunal y la reasignación de efectivos del mismo órgano según las necesidades.

 

Este concepto, que ya funciona en los órdenes contencioso y social, supone, según Justicia, que a se rompe con la noción tradicional de partido judicial, que a partir de ahora se reserva para identificar las sedes de los órganos judiciales del tribunal de instancia y como criterio orientador para las normas de reparto. El "criterio de flexibilidad" al que estarán sometidos los partidos posibilitará el traslado de asuntos de uno a otro, siempre dentro del área de un mismo tribunal de instancia.

 

Entre los ejemplos a los que ha aludido Ruiz-Gallardón para explicar este futuro cambio y las situaciones a evitar, ha citado el caso del 'Prestige', que llegó a colapsar el juzgado que lo instruyó en Corcubión, un hecho que no se habría dado si se pudiesen repartir las tareas judiciales, como habilitará la futura normativa.  "Si en Viveiro (Lugo) hay exceso de carga de trabajo, el tribunal de instancia correspondiente podrá atribuir los casos al de Mondoñedo", ha añadido, en relación, en este caso, a dos localidades lucenses próximas entre sí.

 

 

REQUISITOS PARA EL TRIBUNAL DE INSTANCIA

 

Para que sea posible la creación excepcional de más de un tribunal de instancia por provincia será necesario que en cada localidad donde se quieran crear exista ya un mínimo de unidades judiciales: una en el orden contencioso-administrativo, social y civil y al menos cinco en el orden penal. Cuando esto ocurra, la comunidad deberá presentar un informe con la propuesta sobre la demarcación territorial de cada uno de estos tribunales de instancia y un estudio del tribunal superior de justicia que corresponda con las cargas de trabajo de los distintos juzgados para que sea informado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

 

Para que cada uno de estos tribunales de instancia pueda tener a su vez distintas sedes judiciales, cada autonomía tendrá que presentar igualmente una propuesta de acuerdo con los criterios establecidos en la ley, entre otros, la dispersión de la población, los tiempos de desplazamientos a la capital de provincia o el aprovechamiento de las infraestructuras existentes.