Galindo apunta maneras para seguir los pasos de Vela

SORPRESA POSITIVA. La media hora de la que dispuso el boliviano ante la Ponferradina ilusionó a los aficionados charros. DEVISITA. Al entreno de ayer acudió Richard Law, jefe de ojeadores del Arsenal
ISABEL DE LA CALLE
Fue el primero en llegar y el que mejor sabor de boca dejó. El mexicano Carlos Vela abrió la veda de los jóvenes jugadores cedidos por el Arsenal inglés a la UDS y, desde entonces, no se ha acertado con el perfil, personal o profesional, de los futbolistas.

Quizá ese momento haya llegado y Samuel Galindo pueda ser el jugador que marque diferencias en el equipo charro como lo hizo el media punta mexicano en la temporada 2006/2007. Vela jugó 31 partidos y marcó 8 goles en Salamanca, para irse al Osasuna en Primera y volver a jugar 32 partidos, además de hacer 3 goles. Desde entonces pertenece a la primera plantilla del Arsenal y es internacional absoluto con México (disputó el pasado Mundial).

Tras Carlos Vela, los otros dos jugadores elegidos no acabaron de triunfar en Salamanca. El siguiente fue el brasileño Pedro Botelho, al que si bien se le intuía calidad, no llegó a romper por problemas extradeportivos. Primero fue una multa económica por acudir a Madrid a ver un partido de fútbol sin permiso y después, su propio técnico, David Amaral, le apartó del equipo por incumplir las normas del vestuario. Tras recalar un año en Vigo donde comenzó como titular, pero al final no fue ni convocado, ahora juega en el Cartagena en el que es titular indiscutible y parece ya centrado.

Por último, el noruego Havard Nordtveit apenas disputó tres partidos con la UDS, ya que decidió marcharse cedido a un equipo de su país por falta de aclimatación. Ahora juega en el equipo B del Arsenal.

Samuel Galindo, por su parte, se hizo esperar. Llegó a Salamanca con el sobrenombre de El Deseado, ya que llegó a la ciudad el 27 de agosto, cuando la intención del club es que hubiera estado “uno o dos meses antes”, como apuntó Balta durante la presentación del jugador.

Sin embargo, la burocracia en Bolivia hace muy “difícil” salir de Sudamérica a los jugadores de fútbol “por la gran cantidad de papeles” que requieren, según dijo el propio jugador. Este hecho ha ralentizado su adaptación al fútbol español, aunque el momento de ayudar al equipo ya ha llegado. Aunque debutó frente al Villarreal durante unos segundos, fue el domingo en Ponferrada cuando Óscar Cano le dio más minutos, media hora en concreto. Y no la desaprovechó en absoluto. Fútbol tiene de sobra en sus botas para ser el segundo jugador cedido por el Arsenal que triunfe en la UDS. Ayer, Richard Law acudió al entrenamiento junto a Balta, donde le presentaron a Cano. El inglés cuida de cerca a su pupilo porque sabe que el boliviano merece la pena.