Gadafi: “Perseguiré a las ratas que crean los disturbios en Libia”

No se va de Libia. El dictador afirma que está dispuesto a “morir en su país y dar hasta la última gota de sangre”, según anunció en una intervención desafiante en la television estatal
Agencias

El líder libio, Muamar el Gadafi, aseguró ayer en un discurso en la televisión estatal que no abandonará el poder, que está “dispuesto a morir en Libia” y a combatir a “las ratas que crean los disturbios” hasta la “última gota” de su sangre.

En una intervención desafiante desde las ruinas de una de sus casas en Trípoli bombardeada por Estados Unidos en 1986 y convertida ahora en una especie de museo que el régimen denomina Casa de la Resistencia, Gadafi instó a los libios, que “le amen”, a hacer frente a todos los manifestantes del país en la actualidad. “Hay que restituir las armas robadas inmediatamente, liberar a los elementos de las Fuerzas de Seguridad secuestrados”, dijo el líder libio y, en caso contrario, advirtió que anunciarán “un movimiento para limpiar Libia, casa por casa”, que conducirá él mismo.
“Para ese movimiento me apoyaré en millones de habitantes del desierto libio”, amenazó Gadafi, que calificó a los manifestantes de “grupos de gente drogada, que atacan como las ratas las comisarías y los cuarteles”. También les acusó de ser agentes de los servicios extranjeros y añadió que son “jóvenes de 16 o 17 años, aislados de su familia, que copian lo que pasó en Túnez y Egipto.

Discurso acusador
“¿Queréis que los americanos ocupen el país como en Afganistán e Irak?”, señaló enfadado y vociferante al tiempo que advirtió contra el peligro de Al Qaeda y los islamistas radicales. El dirigente libio acusó además “a los países árabes y extranjeros de intentar desestabilizar Libia”, especialmente a través de sus medios de comunicación, y afirmó que las cadenas de televisión internacionales “están trabajando para el diablo. No voy a dejar mi país, moriré como un mártir”, recalcó Gadafi en un discurso de casi una hora con varias paradas en las que se quedaba como mirando al vacío.

Dimite el ministro de Interior
Por su parte, el ministro de Interior libio y general del Ejército, Abdel Fattah Younes al Abidi, anunció su dimisión para unirse a las Revolución 17 de Febrero, según el canal de noticias Al Yazira. La televisión árabe emitió un vídeo doméstico donde se muestra a Abidi sentado en su despacho y leyendo una declaración en la que pide al Ejército libio que se una al pueblo en sus “legítimas demandas”.

El pasado lunes, fue el ministro de Justicia, Mustafa Abdeljalil, el que abandonó el Gobierno de Gadafi como protesta “contra el uso excesivo de la fuerza” contra los manifestantes. Esta renuncia se produce horas después de que el presidente libio, Muamar Gadafi, se haya dirigido a la población con un largo y duro discurso exigiendo el fin de todas las manifestaciones.