Fuerza renovada en Avenida para cogerse al único hilo de vida que le resta en Euroliga

Victor Lapeña realiza indicaciones en uno de los entrenamientos del equipo salmantino

Partido definitivo frente a Mondeville, desde las 20.30 horas, con el aliciente del debut de Lapeña en el banquillo y Currie en la pista.

Como buen equipo luchador, Perfumerías Avenida quiere agarrarse con todas sus fuerzas al hilo de vida que le queda en Euroliga y que no se rompa de manera definitiva pasa por vencer a Mondeville en el encuentro que enfrenta al equipo salmantino con el galo en Würzburg.

 

Después del ‘parón’ navideño muchas cosas han cambiado en el seno de Avenida. Nuevo entrenador, nuevas jugadoras –aunque en Euroliga sólo podrá jugar Currie-, y, sobre todo, un espíritu de lucha que parece renovado. Al menos ese es el mensaje que se lanza desde el vestuario y que ahora hay que refrendar en la pista.

 

No habrá demasiado tiempo para detenerse en los debuts del técnico Víctor Lapeña o la norteamericana Monique Currie, aunque serán lógicos protagonisas, porque toda la atención debe estar en un partido en el que sólo vale ganar y mejor si se hace por más de diez puntos. Las opciones de clasificación son remotas pero la victoria ante Mondeville es inexcusable para mantenerlas porque, a priori, es uno de los equipos accesibles. Como mínimo el equipo salmantino tiene que ganar dos partidos y, en ese caso, esperar alguna carambola y de entre los rivales que restan sólo Mondeville y Zagreb parecen víctimas propiciatorias -los otros dos adversarios son Ekaterinburg y Galatasaray-. 

 

En el debut Lapeña podrá contar con toda la plantilla. El partido se ha preparado a conciencia porque el técnico ha aprovechado este vital encuentro para inculcar al plantel la filosofía de juego que pretende implantar y a priori cabe esperar un equipo más agresivo en defensa. Será vital que esa idea funcione para frenar a un Mondeville que si de algo puede presumir en su paso por esta Euroliga es de físico, lucha y capacidad reboteadora.

 

El conjunto galo, que precede a Perfumerías Avenida en la clasificación del grupo con cuatro victorias y tres derrotas, también sabe que en Würzburg puede dar un paso definitivo y por eso no se guardará ninguna carta. Se había especulado con la posibilidad de que su jugadora referencia por dentro, la malí Coulibaly, no pudiera llegar al partido por una lesión pero la realidad es que el pasado fin de semana ya jugó y también lo hizo su reciente incorporación, Noelle Quinn. Junto a ellas cabe destacar a la francesa Tanqueray y a la norteamericana Amanda Lassiter, un alero alto especialista desde la línea de 6,75 que en el partido disputado en Francia hizo mucho daño.

 

Lapeña: "Para superarlas hay que adaptarse a su intensidad"

 

Víctor Lapeña hablaba así de Mondeville: "Es un rival muy físico, que usa mucho las manos y que es capaz de cambiar los ataques buscando el contacto. Tenemos que adaptarnos bien a su intensidad para superarlas", comenta. Para él será el debut como técnico de Perfumerías Avenida y también su primer partido en la Euroliga femenina. "Ahora no hay nervios, supongo que a medida que nos acerquemos se empezarán a notar las mariposas en el estómago".

 

Sobre el estado de su plantilla, se muestra satisfecho con el trabajo realizado. "La gente está con muchas ganas de agradar. Esto significan que estamos contentos y con buen ánimo para el partido", asegura.