Frivolidad, estrategia del despiste o irresponsabilidad

 
Durante todo el día de ayer, los españoles fuimos conociendo a cuentagotas qué ministro tiene o no tiene planes de pensiones privados, después de que el titular de Trabajo animara a suscribir este tipo de pólizas para asegurar un buen sueldo en el futuro. Sin entrar a valorar la cuestión de fondo, porque cada cual sabrá qué tiene qué hacer con sus ahorros, es inadmisible e irresponsable, y casi una frivolidad, que Celestino Corbacho vuelva a crear una falsa polémica con algo tan delicado e importante como las pensiones. Antes de hablar, un ministro debería calcular el alcance de sus palabras, mucho más en un momento de crisis económica tan grave como el actual. Quizá haya querido desviar la atención sobre lo verdaderamente relevante, pero lo que ha conseguido es un nuevo descrédito para el Gobierno del que forma parte, o si no que les explique a los parados o los que no llegan a fin de mes de dónde obtienen el dinero para suscribir un plan de pensiones. Mientras tanto, un nuevo informe internacional, en este caso la OCDE, asegura que España, junto con Irlanda, serán los países más empobrecidos por la crisis, con un descenso de 10,6 puntos del Producto Interior Bruto.Y mientras tanto, también, conocemos que la licitación de obra pública ha descendido casi un 90% en Salamanca respecto al mismo periodo del año anterior. Políticos españoles, sigan diciendo lo primero que se les ocurra o protagonizando debates de colegio en el Parlamento y así lograrán que este país tarde mucho más que los de su entorno en salir del agujero.