Frente común contra la violencia de género

Han participado numerosas autoridades regionales, provinciales y locales, además de colectivos y asociaciones
El Salón de Recepciones del Ayuntamiento de Salamanca se ha llenado este jueves para acoger a representantes de diferentes instituciones, colectivos y asociaciones de Castilla y León para leer un manifiesto y hacer “un frente común” contra la violencia de género.  

Con motivo de que el próximo 25 de noviembre es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de la Mujer, ha tenido lugar un acto en el que han tomado la palabra la presidenta de las Cortes de Castilla y León, Josefa García Cirac; el delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano; y la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Milagros Marcos.  

También, han intervenido el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco; el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias; la concejal del Ayuntamiento de Salamanca, Soledad Murillo; y las representante de dos asociaciones que luchan contra la violencia y la desigualdad de género, Dolores Rodríguez y Asunción Iglesias.  

La consejera ha señalado que “en Castilla y León, los mayores logros en la defensa de los derechos de las mujeres se han alcanzado gracias a la implicación de las instituciones, las universidades, los medios de comunicación, asociaciones, y agentes económicos y sociales”.

  Ramiro Ruiz Medrano ha apuntado que “es preciso avanzar hacia un modelo social en el que desaparezcan las desigualdades entre hombres y mujeres, trabajando desde la educación” y “el silencio no debe ser nunca la respuesta”.  

La presidenta de las Cortes ha insistido en que “es preciso inculcar en la sociedad su necesaria erradicación” y ha reafirmado el “compromiso” de todas las partes implicadas en “trabajar por una sociedad igualitaria y libre de violencia de género”.  

El alcalde de Salamanca ha incidido en que esta lacra social es “la manifestación más grave de la desigualdad aún existente” y el presidente de la Diputación ha continuado diciendo que “se trata de un problema grave, de carácter universal, ya que esta lacra social afecta a todas las culturas”.