Francisco Rubio abandona la mesa por la subida de los lechazos dejando a las claras su ‘profesionalidad’

Este comprador pidió una repetición de los lechazos pero insinuó que, en la semana de Navidad, habría que bajar su precio

Sin palabras se quedaron algunos ante la actitud de Francisco Rubio, comprador de la mesa de ovino, quién se levantó de la mesa porque los lechazos subieron su valor en 0,40 euros, algo lógico, por otra parte, porque el sector se encuentra en la semana de Navidad, que es cuando el valor de la materia prima se dispara.

No obstante, Rubio se levantó y espetó: “Si se suben los lechazos 0,40 euros esta semana yo me levanto y me voy de la mesa porque no estoy de acuerdo”. Y así fue. Esta reacción, que delata la poca profesionalidad de este miembro de la mesa, provocó una reacción en cadena de los allí presentes.

El primero, el presidente de la mesa, José Martín Méndez, mostró su enfado (es raro verle en estos términos por su tranquilidad) y mostró su indignación ante la actitud de Rubio aludiendo a que no pueden permitirse este tipo “de actos en una mesa de la Lonja porque aquí todos tienen razón. Luego me llaman a mí dictador pero es que nunca os ponéis de acuerdo para fijar el precio. Y hechos como éste no se pueden tolerar”.

Incluso el otro presidente de las mesas, Eloy García, señaló que hay que tomar “medidas porque la gente no puede levantarse de la mesa e irse cuando no se hace lo que él quiere”. Por tanto, el rechazo a la falta de profesionalidad de Francisco Rubio fue total.

El germen del ‘levantamiento’
El problema vino, como siempre, a la hora de cotizar, cuando los compradores (alguno ni vende ni compra) solicitaron una repetición del valor de los lechazos en la semana de Navidad… y pese a que Francisco Rubio también demandó una repetición, hizo alusión a que se merecían una bajada… en la semana de Navidad, la mejor del año y cuando mayor precio tienen los lechazos.

Por su parte, los ganaderos pidieron un euro de subida y señalaron que aún se quedaban por debajo del precio real del mercado, mientras Rubio insistía en las cooperativas, argumento que utiliza para su propia conveniencia cuando le interesa. Finalmente, el presidente de la mesa decidió una subida de 0,40 euros y Francisco Rubio se marchó de la mesa.

El vacuno de vida y carne siguen en positivo
Por otro lado, una situación muy distinta atraviesa tanto el vacuno de vida como el de carne. En primer lugar, la vida, con un mercado que recibió 936 animales y todo vendido, el acuerdo en la mesa fue casi unánime (algo histórico) y ambas partes demandaron una subida de machos y hembras para una decisión final de una cotización al alza de 0,06 euros para todas las categorías.

En la carne ocurrió algo similar porque el sector sigue con su tendencia alcista y así se volvió a reflejar en la mesa, con una subida de 0,03 euros para todas las categorías que se cotizan cada lunes en la Lonja Provincial.