Francisco Javier Rodríguez será el candidato socialista a la Alcaldía

Biografía. Fue consejero de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León y gobernador civil de Salamanca entre 1987 y 1996.
E. BERMEJO
Francisco Javier Rodríguez Ruiz será el candidato del PSOE a la Alcaldía de Santa Marta de Tormes en las elecciones municipales del 22 de mayo, tal y como lo ha acordado la Ejecutiva Provincial tras llegar a un acuerdo con la Agrupación Local socialista de Santa Marta.

El candidato, de 61 años de edad, es licenciado en Ciencias Biológicas y cuenta con una dilatada trayectoria en diferentes administraciones públicas. Así, desempeñó el cargo de consejero de Agricultura, Ganadería y Montes de la Junta de Castilla y León, bajo la presidencia de Demetrio Madrid, en 1986 y 1987 y, a partir de ese año, hasta 1996, fue gobernador civil de Salamanca. En la actualidad desempeña el puesto de gerente territorial del Catastro del Ministerio de Economía y Hacienda en la provincia.

Rodríguez reside desde 1988 en Santa Marta de Tormes, donde encabezará un proyecto en el que desea implicar a toda la sociedad civil. El PSOE está convencido de que es el candidato ideal para ser alcalde de uno de los municipios más importantes de la provincia, el segundo en población por detrás de la capital.

Varios meses de negociaciones
Javier Rodríguez comenzó a negociar su candidatura con la Agrupación Socialista de Santa Marta de Tormes antes del verano. De hecho, su nombre se propuso a iniciativa de la secretaria de la Agrupación, Carmen Melcón, que renunció a ir como condidata en las próximas elecciones. “Había que buscar a alguien nuevo, pero con experiencia, y pensé en él como el mejor candidato posible”, señala Melcón.

La propuesta fue aprobada por el secretario provincial del PSOEen Salamanca, Fernando Pablos y, a partir de ese momento empezaron a negociar la viabilidad de la iniciativa, ya que el puesto que desempeña Rodríguez en la actualidad en el Catastro es de libre designación e incompatible con un cargo público.

Han sido, pues, meses de mucho trabajo, ya que el candidato es funcionario de carrera y ha tenido que tomar una decisión muy meditada y personal, puesto que su candidatura a la Alcaldía de Santa Marta de Tormes supone una renuncia muy importante en lo que a su trabajo se refiere. Quienes serán sus compañeros de legislatura están plenamente convencidos de que su nombramiento va a ser un revulsivo en la localidad transtormesina, ya que es una persona conocida en el municipio y con una amplia experiencia profesional y política.

Empiezan los movimientos
La noticia de la presentación de quien fuera gobernador civil de la provincia, ha despertado un gran interés y expectación, no sólo en Santa Marta, sino también en la capital, ya que su nombre se une al de otro peso pesado socialista a la hora de encabezar la candidatura de un municipio del alfoz salmantino.

El nombre de Francisco Javier Rodríguez se suma ahora al de Rafael Sierra, candidato a la Alcaldía de Cabrerizos, personas con una dilatada experiencia política que superan en ambos casos los 55 años. En este sentido, fuentes del entorno socialista aseguran que es difícil que los jóvenes se involucren, por lo que hay que recurrir a “viejos dinosaurios que sabes que trabajan por el partido y no por sus intereses personales”.

En este caso, la teoría ha quedado algo más que demostrada, a pesar de que en Santa Marta de Tormes, igual que en los otros pueblos salmantinos, el baile de listas, las afiliaciones repentinas y un inusitado y desacostumbrado interés por la política municipal, se despertaron ya el pasado verano. “La gente se afilia rápidamente y con mucha alegría cuando llegan estas fechas, pero hay que preguntarse dónde estaban cuando más los necesitábamos”, dicen los viejos afiliados, siempre los mismos.