Fomento lanzará en 2013 dos 'macrocontratos' de concesión para instalar sistemas técnicos del AVE

La inversión puramente presupuestaria para la ejecución de líneas de Alta Velocidad (AVE) se contraerá un 21% el próximo ejercicio
El Ministerio de Fomento, a través de Adif, prevé licitar en 2013 dos contratos de concesión para acometer la instalación y el posterior mantenimiento de los sistemas de electrificación y control de tráfico de líneas ferroviarias de Alta Velocidad (AVE).

Se trata de la colocación de estos sistemas en el tramo AVE comprendido entre Monforte del Cid (Alicante)-Murcia y el correspondiente a la doble conexión de Alta Velocidad entre Valladolid y Palencia, y esta ciudad, León y Pola de Lena (Asturias), según datos del proyecto de ley de Presupuestos de 2013 que recoge Europa Press.

De esta forma, el ente público que preside Enrique Verdeguer continuará el próximo año recurriendo a la colaboración del capital privado para costear obras de las líneas AVE actualmente en construcción.

La inversión puramente presupuestaria para la ejecución de líneas de Alta Velocidad (AVE) se contraerá un 21% el próximo ejercicio en comparación a la presupuestada en 2012, de forma que se situará en 3.302 millones de euros.

Adif ya ha adjudicado varios contratos para acometer la instalación de sistemas técnicos del AVE en colaboración con el capital privado. El primero se contrató en octubre de 2011 con el consorcio formado por Alstom, Isolux Corsán, Emte y CAF por 280 millones de euros.

Consiste en la instalación y mantenimiento durante veinte años de los sistemas de señalización y telecomunicaciones de la conexión AVE Albacete-Alicante, enlace de 167 kilómetros de longitud que Fomento tiene previsto se poner en servicio en 2012.

Asimismo, el pasado mes de marzo ACS y Ferrovial se hicieron en consorcio con el contrato de montaje de vía y su posterior mantenimiento del tramo Olmedo-Pedralba del AVE a Galicia por 198,22 millones de euros, mientras que el consorcio compuesto por ACS, Elecnor, Electren, Balfour Beatty Rail Ibérica y Cymi se adjudicó la colocación de instalaciones de energía de este tramo por 180,81 millones de euros.

El recurso al capital privado para la colocación de las denominadas 'superestructuras' del AVE se enmarca en la estrategia de Fomento, plasmanada en su nuevo Plan de Infraestructuras, de elevar desde el 10% hasta el 16% la participación media del capital privado en la construcción de dotaciones públicas de transporte.