Fomento invierte 8 millones para el mantenimiento de 1.253 kilómetros de carreteras en Salamanca

(Foto: Teresa Sánchez)

La Junta renovará los contratos de conservación de casi 5.000 kilómetros de carreteras por 43 millones de euros en las provincias de Burgos, León, Salamanca, Segovia y Zamora.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente invertirá más de 60 millones de euros durante los próximos dos años para contratar obras de conservación en unos 5.000 kilómetros de carreteras autonómicas, casi la mitad de la red --11.286 kilómetros--, según ha anunciado el consejero del ramo, Antonio Silván, tras visitar los trabajos de refuerzo y renovación de firmes en la A-231 (León-Burgos) .

  

En concreto, durante los años 2014 y 2015 se renovarán siete contratos, "lo que supondrá un esfuerzo presupuestario, dada la situación económica, y que se sumarán a los casi 13 millones de euros que ya se han adjudicado durante 2013 para garantizar el patrimonio viario de la Comunidad".

  

Así, el próximo año la Consejería de Fomento y Medio Ambiente renovará los contratos de conservación de casi 5.000 kilómetros de carreteras por 43 millones de euros en las provincias de Burgos, León, Salamanca, Segovia y Zamora.

  

En concreto, en la zona norte de Burgos se contempla una inversión de 9 millones para 957 kilómetros, en la zona este de León la inversión asciende a 9,5 millones para 652 kilómetros, en Salamanca se contemplan 8 millones para el mantenimiento de 1.253 kilómetros, en Segovia 8,6 millones para 752 kilómetros y en Zamora una inversión de 8,2 millones para 1.152 kilómetros.

  

Según ha recordado Silván, en 2013 se han adjudicado 12,73 millones  para la conservación de las carreteras en las provincias de Soria y el sur de Burgos. En concreto, se invertirán 7 millones de euros en la conservación de 907 kilómetros de la red de Soria y 5,7 millones en la conservación y renovación de 870 kilómetros de la red del sur de la provincia de Burgos.

  

Antonio Silván se ha comprometido asimismo a seguir invirtiendo en la conservación "de la que es la mejor red de carreteras de la historia" para evitar su degradación y contribuir a la seguridad de los usuarios y ha insistido en que los déficits en conservación dan lugar a la degradación de los activos de la carretera, "entre los que el firme es el que más notan los usuarios".

  

A su juicio, estos déficits implican inversiones futuras mayores para repararlos que las que serían necesarias para mantenerlos en un adecuado estado. Por esta razón, ha afirmado, los gastos e inversiones en conservación de carreteras tienen una rentabilidad económica mucho más elevada que otro tipo de gastos públicos.

 

RENOVACIÓN DEL FIRME

  

Según ha informado la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en un comunicado recogido por Europa Press, el refuerzo entre las localidades leonesas de Onzonilla y Sahagún consiste en el extendido de dos capas de mezcla bituminosa en caliente, siendo la inferior convencional y la de rodadura de mezcla discontinua.

  

El extendido en dos capas garantiza una mejor regularidad del firme y, en definitiva, un mejor acabado y una conducción cómoda. A su vez la capa de rodadura extendida tiene la función de mejorar la seguridad en la conducción con lluvia o pavimento mojado, disminuyendo además el ruido.

  

Se incluye en estas actuaciones la mejora del balizamiento, principalmente con la incorporación de nueva barrera de seguridad (doble onda). El extendido del pavimento lleva asociada la señalización horizontal y sus marcas viales.

  

El presupuesto de adjudicación es de 11.980.756 euros y la finalización de las obras, que comenzaron en enero de 2012, está prevista durante este mes. Silván ha recordado que la conservación de la autovía del Camino de Santiago es prioritaria para la Junta por lo que se contempla renovar el contrato de conservación en 2015.

  

En este sentido, la inversión de conservación prevista rondará la cifra de 20 millones de euros (10 millones de euros en el tramo León-Carrión de los Condes y otros 10 millones de euros en el tramo Carrión de los Condes-Burgos).

  

Las actuaciones más relevantes del proyecto de la conservación de la autovía son: 4.100 metros cuadrados de blandón, 725.000 metros cuadrados de fresado de firme de mezcla bituminosa en caliente, 457 toneladas de emulsión 'termoadherente', 982 toneladas de emulsión 'modificada', 9.200 metros lineales y 210.000 metros lineales de pintura reflexiva de color blanco tipo termoplástico.