Floriano (PP): "Los años de opulencia han llevado a hacer un mal uso del modelo de las autonomías"

Floriano
El vicesecretario del Partido Popular, Carlos Floriano, ha defendido la vigencia del modelo de las autonomías, pero ha apuntado que "probablemente los años de opulencia hayan llevado a hacer un mal uso" del modelo de las autonomías, que debe valer tanto "cuando hay recursos como cuando no los hay".
TOLEDO, 17 (EUROPA PRESS)



Como moderador de la Mesa Redonda sobre la reforma de las Administraciones Públicas, incluida en la Interparlamentaria que el PP celebra en Toledo, Floriano ha defendido que el problema de este modelo ha sido "el uso y el abuso que se ha hecho de él durante los últimos años".

Floriano ha puesto en valor que el Estado de las Autonomías, que emana de la Constitución de 1978 y que "ha sido una historia de éxitos, ha sido un éxito y está siendo un éxito y no ha fracasado".

No obstante, el vicesecretario 'popular' ha dicho que es necesario diseñar una Administración del siglo XXI, que contemple las exigencias de una sociedad del siglo XXI, aunque modificando su dimensión y su coste para que sea más "flexible y eficaz".

Ha recordado Floriano que esta tarea anunciada por el presidente Mariano Rajoy en su toma de posesión ha sido encomendada a un político "de raza" como es Cristóbal Montoro, que tiene la misión de actualizar la administración eliminando duplicidades.

En esta mesa ha participado también la presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, que ha abundado en una de las bondades de la crisis, como, a su modo de ver, es la reforma de las mentalidades, pues según ha dicho en la actualidad los ciudadanos "tienen claro que es necesario realizar cambios".

Y es que según la responsable de los 'populares' asturianos es una "prioridad" controlar el uso de los recursos, reducir el tamaño de la administración y su coste a fin de reducir sobrecostes e ineficiencias "inaceptables".

"Es necesario combatir con inteligencia la reforma de esa administración paralela, la llamada arquitectura institucional, algo en lo que Castilla-La Mancha está siendo modelo a seguir en el conjunto del las comunidades autónomas", ha dicho.

Fernández ha redundado en que la reforma de la administración local debe establecer competencias, eliminar duplicidades y dar servicios eficaces atajando, a su vez, competencias impropias y evitando gastos dislocados de los últimos años, pero sin atacar la autonomía municipal".

EVITAR DUPLICIDADES

Por su parte, y tras la intervención del ministro de Hacienda y Administraciones Pública, Cristóbal Montoro, el consejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, ha aludido en su intervención a la gestión de los expresidentes socialistas castellano-manchegos José Bono y José María Barreda, que según ha condenado, "llevaron a los castellano-manchegos a la ruina".

Dicho esto y centrándose en el asunto que centra la Mesa Redonda en la que ha participado, ha incidido igualmente en la necesidad de acometer la reforma local, algo que evitaría duplicidades y limitaría competencias.

Así, ha recordado que en Madrid hace un año que se creó una comisión de estudio que intenta delimitar estas competencias para que sirva de 'hoja de ruta' a la reforma que se va a llevar a cabo a nivel nacional.

Además de un protocolo de entendimiento entre la comunidad y el Ayuntamiento de Madrid a fin delimitar competencias, este protocolo "innovador", establece entre otras cosas un régimen jurídico concreto que permitirá un posible traspaso de competencias para evitar duplicidades.

MENOS POBLACIÓN ACTIVA

En este foro, el portavoz del PP en las Cortes de Murcia, Juan Carlos Ruiz, ha hablado del ERE que el Ejecutivo de Ramón Luis Valcárcel ha llevado a cabo en la radiotelevisión de esta comunidad y ha incidido en la necesidad de controlar o pactar "hasta qué punto una administración tiene que tener tanta población activa".

De igual modo, Ruiz considera preciso unificar criterios con la oposición a la hora de acometer la reforma de las administraciones, aunque ha lamentado que "por desgracia, no se pueda".

A pesar de ello, ha manifestado que el PP como partido de Gobierno tiene que exigir al PSOE que empiece a tomar responsabilidades, porque "en democracia los partidos de la oposición también tienen responsabilidad".