Florentino Pérez 'liquida' a su décimo entrenador en 13 años

Florentino Pérez presenta a Rafa Benítez

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, puso fin este lunes a la etapa de Rafa Benítez al frente del banquillo del primer equipo, por lo que el madrileño se ha convertido en el décimo entrenador que destituye el mandatario blanco.

La 'obsesión' por sumar triunfos sin descanso es la que le lleva a prescindir de entrenadores cuando estos no lo logran o incluso cuando cree que es necesario buscar un cambio de rumbo, como fue el caso de Vicente del Bosque.

El salmantino llevaba cuatro temporadas en el club y con dos 'Champions' (2000 y 2002), pero el empresario decidió optar por un nuevo aire en la figura del portugués Carlos Queiroz, que pasó de ser serio candidato al 'triplete' a perderlo todo en su primer y único año (2003-2004).

La misma suerte corrieron José Antonio Camacho, que apenas duró un mes al frente del equipo, y su sustituto, Mariano García-Remón, que fue relevado a mitad de temporada por el brasileño Vanderlei Luxemburgo, que fue cesado en la mitad de la 2005-2006 para dar paso a Juan Ramón López Caro, encargado de terminar la campaña sin éxitos y después de que el propio Pérez dejase la presidencia a finales de febrero de 2006.

El empresario retornó al sillón presidencial tras ganar las elecciones de 2009 e iniciar un nuevo mandato con el alemán Bernd Schuster, que acababa de ganar la Liga con el equipo, pero que no llegó a las Navidades, siendo sustituido por Juande Ramos.

El preparador manchego terminó la temporada y fue sustituido por el chileno Manuel Pellegrini, apuesta de Jorge Valdano y que tampoco pudo cuajar su proyecto, para dar paso al portugués José Mourinho, fichado después de ganar la Liga de Campeones con el Inter y con el objetivo de finalizar con el dominio del FC Barcelona de Pep Guardiola.

Con el de Setúbal, el Real Madrid recuperó parte de su protagonismo en Europa, pero con el 'muro' de las semifinales en los tres años que estuvo el luso, que puso fin a la sequía en la Copa del Rey en su primer año y que ganó el título liguero en el segundo, pero que en el tercero únicamente pudo levantar uno menor como la Supercopa de España.

Florentino Pérez pasó entonces de la vorágine que causaba 'Mou', que dividió el vestuario y a la afición, a la tranquilidad que le daba el prestigio de Carlo Ancelotti. El italiano le dio la ansiada 'Décima' y la Copa del Rey en su primer año, pero sus fallos en la Liga BBVA y en la 'Champions' del siguiente le condenaron a ser el noveno que se marchaba de la 'Casa Blanca' en 12 años de mandato del dirigente.

Ahora le ha tocado el turno a Rafa Benítez, que fue nombrado técnico del primer equipo el 3 de junio pasado y que siete meses y un día después ha dejado el banquillo. El equipo es tercero en Liga BBVA tras once victorias, cuatro empates y tres derrotas, y fue eliminado de la Copa del Rey por la alineación indebida del ruso Denís Cheryshev en el partido de ida de dieciseisavos de final de la Copa del Rey ante el Cádiz.

Además, todos estos cambios no se han traducido en esa obsesión de conseguir títulos. En sus dos etapas, Pérez ha conseguido 14 trofeos en total, poco bagaje para 12 años, más si se reducen a 'Champions' (2) o Ligas BBVA (3). Dos Copas del Rey, un Mundial de Clubes, una Copa Intercontinental, dos Supercopas de Europa y tres de España son el resto de trofeos.