Florentino: "Lo dejaré cuando no me ilusione mejorar la leyenda del Real Madrid"

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid

Florentino Pérez se siente "liberado" después de ganar la Décima y asegura que de no haber ganado, Ancelotti no se habría ido. Casillas es patrimonio del club así que ve "muy difícil" que se vaya, habla de pocos fichajes y del futuro de Benzemá, Khedira... 

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, aseguró que dejará su cargo en el club cuando "lo digan los socios" y cuando no tenga ya "ilusión" por seguir ampliando la grandeza de un equipo, afirmando que "cada vez quedan menos 'galácticos'" en el mercado de cara a reforzar una plantilla de la que destacó "la unidad" que ha logrado un Carlo Ancelotti del que nunca ha dudado.

 

"Dejaré el Real Madrid cuando lo digan los socios y cuando no tenga la ilusión de seguir mejorando y aumentando la leyenda del Real Madrid", señaló Florentino Pérez en una entrevista al programa 'El Partido de las 12' de la cadena COPE.

 

El dirigente se mostró feliz por "la liberación" que ha supuesto ganar la 'Décima', por la que ha recibido las felicitaciones de Enrique Cerezo, que tuvo "un comportamiento ejemplar", Josep Maria Bartomeu y José Mourinho, entre otros, y apuntó que irán "sin tanta presión" a por la siguiente.

 

El empresario cree que "sin duda" el triunfo fue justo, aunque sintió "pena por el Atlético por lo que tiene la crueldad de perder dos minutos antes". "Pero en la última media hora atacábamos con mucha intensidad y sabíamos que tarde o temprano íbamos a marcar", añadió, pidiendo disculpas por su actuación en el palco, donde había "mucha presión", cuando marcó Sergio Ramos. "Uno, aunque no lo parezca, es humano", se disculpó.

 

Florentino Pérez insistió en que tenía "fe" que el de Camas, que "ha hecho un final de temporada espectacular" y que era "el que alimentaba de esperanza e ilusión al Real Madrid", marcaría en la jugada del saque de esquina, y recalcó que no estaba "sorprendido" por la alineación de Carlo Ancelotti.

 

El presidente madridista se deshizo en elogios hacia el italiano. "La unidad es una de las grandezas que han hecho que ganemos la 'Décima'. Es una persona de una gran normalidad. Cuando entré en el vestuario del Milan y me empezaron a dar todos besos, vi una gran unidad. La unidad de este equipo es una grandes fuerzas que ha hecho que ganemos", comentó.

 

"Todo lo conduce hacia la normalidad y la estabilidad. Él no quiere conflictos y los arregla. Su activo es de hacer del grupo una familia. La forma de ser de Mourinho no gustaba a algunos periodistas y a mí me gusta Ancelotti porque es un gran entrenador. Lo único que ha hecho este año es tener dos títulos más en su palmarés", añadió, descartado que no tenía previsto deshacerse del de Reggiolo si no ganaba en Lisboa. "Ganar es mejor y puede consolidar situaciones complicadas, pero no era nuestro caso. Tenemos un proyecto que lo acabamos de comenzar", puntualizó.

 

"NO ES FÁCIL QUE IKER SE VAYA, ES PATRIMONIO DEL CLUB"

 

En cuanto a reforzar la plantilla, fue claro. "Cada vez quedan menos 'galácticos'. Vamos a ir mejorando la plantilla, pero estamos muy satisfechos con la que tenemos, además los jóvenes nos van a dar muchas alegrías", aseguró, al tiempo que aclaró que "todavía" no se ha reunido ni con José Ángel Sánchez ni Ancelotti para la próxima temporada.

 

"Estamos ya con ello. De mis padres heredé la exigencia que pide el madridismo y gracias a eso, el Real Madrid es una leyenda", advirtió Pérez, que no confirmó el interés por el croata Ivan Rakitic. "Yo sólo soy nivel de Balón de Oro", señaló, recordando que cuando fichan también hacen "una inversión" como en el caso de Gareth Bale, el cual "aporta mucho a la economía del club", y que no sabe si "habrá más de dos fichajes" porque están "satisfechos con la plantilla".

 

Florentino Pérez resaltó que deben "hablar" con Benzema y Kedhira "porque les queda un año" y están "contentos con los dos" y que Di María "no tiene ninguna oferta del City", mientras que ve "muy difícil" que se marche Iker Casillas. "En la fiesta, le aclamaba la gente. Es patrimonio del Real Madrid y capitán de la selección. No digo que no se pueda ir, pero no lo veo fácil", declaró.

 

Además, no teme ninguna reacción de Cristiano Ronaldo por el nuevo aumento salarial de Leo Messi. "Eso lo dicen los periódicos. No me creo nada, porque no dan ni una cuando sacan lo del Real Madrid", zanjó al respecto.

 

Por último, el empresario no lamentó no haber podido pelear por la Liga BBVA. "Me llevé un gran disgusto en Vigo porque les vi agotados física y psicológicamente. En Valladolid fuimos a tope, pero ellos también se jugaban la vida y se lesionó Pepe, Cristiano sólo pudo jugar un rato, Di María también necesitó tiempo para recuperarse. Es muy difícil concentrarnos en todos los partidos y si vas a por todas las competiciones, acaban agotados, no solo en lo físico", remarcó.