Financiación, asesoramiento, formación y empleo, medidas de la Junta para fortalecer el comercio

Este sector representa el 8,7 % del PIB autonómico con un volumen de negocio que en 2012 ascendió a 27.485 millones de euros.

 

 

PROYECTO PILOTO

 

Un ejemplo de estas medidas es el Programa Piloto de Apoyo al Emprendimiento en el Sector Comercio que la Junta va a desarrollar en colaboración con la Fundación Comercio y su centro de innovación comercial ‘i3com’.

 

Su finalidad es evitar el alto porcentaje de cierres que se producen durante los primeros años de vida de un proyecto comercial debido a la falta de visión integral de la actividad comercial y a la ausencia de un modelo de negocio.

 

Para ello, a través de jornadas formativas y sesiones de mentoring, este programa pretende trabajar con 10 emprendedores que cuenten con un proyecto empresarial dentro del sector comercial con la finalidad de madurar y mejorar su modelo de negocio contribuyendo con ello a la consolidación de la futura empresa y obteniendo así mayores garantías de éxito en el comienzo de esta trayectoria.
 

Financiación del sector comercial, asesoramiento, formación y empleo son la base de las medidas presentadas en Burgos para mejorar la competitividad y el fortalecimiento de las ventas del sector del comercio de Castilla y León.

 

La viceconsejera de Política Económica, Empresa y Empleo, Begoña Hernández, ha presentado en el Centro de Innovación Comercial ‘i3com’ de Burgos el paquete de medidas puesto en marcha por la Consejería de Economía y Empleo para potenciar las ventas del comercio minorista en la Comunidad, un sector de gran relevancia económica dado que representa el 8,7 % del PIB autonómico con un volumen de negocio que en 2012 ascendió a 27.485 millones de euros.

 

 

Según ha explicado Begoña Hernández, que ha estado acompañada durante la presentación por el presidente de la Federación de Empresarios de Comercio de Burgos (FEC), Enrique Bañuelos, y el presidente de la Fundación Comercio, Jesús Ojeda, estas medidas tienen como objetivo dotar al pequeño comercio de la Comunidad de las herramientas necesarias para mejorar su competitividad teniendo en cuenta la situación actual caracterizada por una contracción del consumo y los cambios en la estructura del modelo de este sector, en el que los hábitos de consumo han variado sustancialmente.

 

De ahí que las medidas presentadas hoy, que se enmarcan en el II Plan del Comercio de Castilla y León 2011-2014, persigan mejorar la competitividad del sector a través de una mayor profesionalización, calidad y modernización de la actividad comercial que posibilite también la creación de empleo.

 

Estas medidas de apoyo se estructuran en torno a cuatro ejes fundamentales como son financiación, apoyo a la contratación, asesoramiento profesional permanente y formación especializada. Se dirigen tanto a apoyar la creación de nuevos comercios como a favorecer el relevo empresarial en el sector, a reactivar y consolidar la actividad comercial existente y a incrementar su competitividad a través de una reducción de sus costes energéticos.

 

CREACIÓN DE EMPRESAS

 

Con el fin de apoyar la creación de empresas en el sector, la Junta de Castilla y León proporciona, a través del Sistema Integral de Apoyo al Emprendedor (SIAE), una asistencia personalizada a los emprendedores que quieran iniciar una actividad comercial a través del análisis de viabilidad de su proyecto y asesorándoles sobre todas las necesidades que les pueden surgir para ponerlo en marcha, sobre los productos financieros disponibles y la mejor localización para su negocio.

 

Asimismo, estos emprendedores pueden acceder a microcréditos de hasta 50.000 euros para inversiones y capital circulante con la particularidad de que no requieren de garantías reales, solo personales.

 

Estos microcréditos, que la Junta pone a su disposición a través de la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización Empresarial (ADE) y de Iberaval SGR, tienen además una bonificación de los tipos de interés de hasta el 4% y un plazo de amortización de 72 meses, que se amplía a 96 si el nuevo comercio está ubicado en el medio rural.

 

RELEVO EMPRESARIAL

 

Otro de los ejes de actuación de la Junta para potenciar las ventas del comercio minorista es posibilitar el relevo en empresas ya establecidas y que se ven abocadas a cerrar sin posibilidad de garantizar su continuidad.

 

Para ello, y en colaboración con las Cámaras Oficiales de Comercio e Industria de la Comunidad, la Junta ha puesto en marcha un programa para facilitar información sobre las oportunidades de sucesión empresarial que existen en el comercio así como sobre su viabilidad y sobre las líneas de financiación disponibles para acometer este proceso.

 

En este sentido, la Junta ha impulsado un programa de créditos específicos para financiar el relevo generacional empresarial, con préstamos de hasta 300.000 euros, con una bonificación de hasta el 2,5 % y un plazo de amortización de hasta 84 meses.

 

CONSOLIDACIÓN DE LA ACTIVIDAD

 

Con la finalidad de reactivar y consolidar la actividad comercial existente, otra de las líneas de actuación de la Junta de Castilla y León es proporcionar a través de la Dirección General de Comercio un servicio de asesoramiento personalizado al sector para la resolución de las dudas o consultas que puedan surgir a los empresarios a la hora de mejorar o modernizar sus establecimientos.

 

Además, a través de la ADE e Iberaval, se ha impulsado una línea de financiación enfocada a favorecer la modernización o ampliación de los establecimientos comerciales existentes mediante créditos para circulante o inversiones de hasta 100.000 euros. Se trata de un programa de préstamos específicos para el comercio con un coste muy reducido, dado que cuenta con una bonificación de los tipos de interés de hasta el 2,5% y una rebaja en la comisión de estudio que se sitúa en el 0,25 % nominal.

 

CONTRATACIÓN Y FORMACIÓN

 

Por otra parte, y con el fin de favorecer la creación de empleo y que los establecimientos comerciales puedan adaptar sus horarios de apertura a las necesidades del mercado, la Junta de Castilla y León pondrá a disposición de las empresas del sector, a través del Servicio Público de Empleo, una línea de ayudas dirigida a facilitar las contrataciones fuera de su horario habitual de apertura.

 

Otra línea de actuación se dirige a favorecer la inserción laboral mediante programas de formación con compromiso de contratación a través del Servicio Público de Empleo.

 

La profesionalización y especialización de los recursos humanos es otro de los factores decisivos para incrementar la competitividad del Comercio, de ahí que la Administración autonómica ponga a su disposición un completo programa de formación en los segmentos de mayor demanda por parte del propio sector. Así, entre otros aspectos, la Dirección General de Comercio programa a lo largo del año ciclos de charlas y talleres formativos sobre diversas áreas de interés como modelos innovadores de comercio, nuevas tendencias en el consumo, incorporación de nuevas tecnologías o eficiencia energética.

 

AHORRO ENERGÉTICO

 

 

 

Favorecer la competitividad del comercio a través de una reducción de los gastos energéticos es otra de las finalidades de las medidas de la Junta de Castilla y León, que incluyen para ello una línea de préstamos de hasta 600.000 euros para inversiones de eficiencia energética y aprovechamiento de recursos renovables.

 

Además, a través del Plan de Optimización de Contratos Eléctricos en los Comercios puesto en marcha por la Dirección General de Comercio y el Ente Regional de la Energía de Castilla y León, se facilita al sector un asesoramiento especializado y formación en el ámbito energético.

 

Aparte de estas medidas, la Junta de Castilla y León también está llevando a cabo actuaciones de apoyo al sector en el marco del Plan estatal Integral de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista de España en áreas como eliminación de barreras a la actividad, innovación y fomento de los Centros Comerciales Abiertos y de los Mercados Municipales de Abastos. Estas actuaciones se llevan a cabo con la participación, entre otros agentes, de las Cámaras de Comercio e Industria de la Comunidad.