Fiestas para niños y mayores

A ritmo de flamenco terminaban ayer por la noche las fiestas municipales de Carrascal de Barregas. El grupo Sarabanda era el encargado de poner el punto y final a dos días de festejos en los que los más pequeños y los más mayores han sido los protagonistas indiscutibles.
Nerea González

Los actos de celebración comenzaron el jueves pero el sábado fue la jornada más importante. La primera cita del día era a las 11 con un evento destinado a los amantes del arte: pintura al aire libe sobre el tema Carrascal de Barregas. Mientras tanto, los niños se preparaban para el campeonato de natación que comenzaría una hora después en la urbanización Peñasolana I.

Eso sí, a la una en punto había que estar de nuevo en Carrascal para no perderse el acto principal de las fiestas: la misa cantada a la que seguiría un espectáculo de bailes charros y un vino español. La competición de tiro al plato, el espectáculo de payasos para los niños –y no tan niños–, el rockódromo, las atracciones infantiles y el partido de fútbol de solteros contra casados ocuparían toda la tarde. Ya por la noche la Casa Consistorial recibiría a los jubilados del término municipal y el grupo Enigma pondría música a la verbena.

Ayer le tocaba el turno a la cucaña, las finales de los torneos y la paella que se sirvió a mediodía para todos los vecinos. Incluso el tiempo se puso de parte de los carrascaleños evitando que se hiciera real una de las pocas preocupaciones que le quedaban el viernes al alcalde, Antonio Rubio, según manifestaba en una entrevista a este periódico: que las tormentas les aguaran la paella.