Ferrer y Robredo se trabajan el pase a la tercera ronda

El alicantino David Ferrer y el gerundense Tommy Robredo se convirtieron este miércoles en los primeros españoles clasificados para la tercera ronda del Abierto de Australia, primer 'Grand Slam' de la temporada, tras superar con trabajo sus respectivos duelos con rivales franceses.

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)



Así, el de Jávea, tercer cabeza de serie de la cita, derrotó en más de tres horas a Adrian Mannarino por 7-6(2), 5-7, 6-0 y 6-3, mientras que el de Hostalric, decimoséptimo, pudo con Julien Benneteau por 6-3, 6-7(4), 6-1 y 7-6(6). Ambos volverán a tener tenistas galos para buscar el pase a los octavos de final: Jeremy Chardy, cuartofinalista el año pasado en Melbourne, y Richard Gasquet, noveno favorito.

En la Hisense Arena, 'Ferru' tuvo que batallar con el calor y con la resistencia de un Mannarino que le creó muchos problemas, pero que acabó víctima de sus propios errores no forzados, que se llegaron a ser más de 70 (73) y que se vino abajo después de los dos primeros parciales.

En condiciones duras, el número tres del mundo demostró que sabe sobrevivir mejor, pese a que continuó con sus problemas en el servicio, que cedió en cinco ocasiones, pero que acertó a blindar en los dos últimos sets.

Y es que el comienzo del partido no fue nada bueno para Ferrer, advertido del peligro que podía conllevar el zurdo francés, que se puso con un peligroso 3-0 después de romper los dos primeros servicios del español. Sin embargo, este no perdió la calma y recuperó las dos roturas para acabar llevando el parcial a una 'muerte súbita' donde no dio opciones a Mannarino (7-2).

El segundo set parecía comenzar bien para el alicantino, que lograba un nuevo 'break' nada más iniciarse, pero como sucediera en el primero, volvió a entregar al francés sus dos primeros saques para ir a remolque. 'Ferru' consiguió igualar el partido, pero Mannarino subió el nivel en el duodécimo juego para evitar un nuevo 'tie-break' e igualar el partido.

Pero el francés acusó a partir de ahí el desgaste. El tercer favorito, más fresco, mejoró su tenis y le arrolló en el tercer parcial con un 'rosco'. Con más confianza, los 'winners' aparecieron con más facilidad y el español no tuvo problemas para hacerse también con el cuarto.

SÓLIDO ROBREDO.

Tampoco le fue sencillo a Tommy Robredo deshacerse de Julien Benneteau, siempre peligroso en este tipo de pistas, aunque el catalán logró evitar jugar por segundo partido consecutivo los cinco sets como le sucediera en la remontada ante Lukas Rosol.

El español se mostró muy sólido en el primer set, donde no cedió ninguna bola de 'break' y supo aprovechar la que tuvo para llevarse la manga (6-3). La fortaleza de los servicios se mantuvo en el segundo, en el que el galo tuvo bolas de set antes de sentenciar en la 'muerte súbita', pero, incapaz de romper el saque del gerundense, dejó escapar la tercera de forma clara (6-1).

El ansiado 'break' le llegó al tenista francés en el cuarto parcial, donde desperdició un 1-4 en el marcador y se vio forzado a jugar una nueva 'muerte súbita', en esta ocasión favorable para un Robredo, muy acertado con su servicio (17 'aces').

En cambio, no tuvieron tanta suerte Guillermo García-López y Pablo Andújar, que resultaron eliminados en la segunda ronda. El albaceteño cayó en el tercer duelo hispano-francés ante Edouard Roger-Vasselin (7-6, 6-4, 4-6 y 6-1) y el conquense no pudo con el polaco Jerzy Janowicz, vigésimo favorito (4-6, 7-6, 7-6 y 6-3).