Fernando Rubio: "No descartamos nada... ni siquiera ir al Congreso"

(Foto: Chema Díez)

El alcalde de Juzbado, impulsor de esta iniciativa, destaca que está recibiendo incluso solicitudes de otras provincias españolas, además de Castilla y León, para adherirse a esta causa.

 

¿DÓNDE ENVIAR SU IMAGEN?

 

estepueblonosevende@gmail.com o mensajes a facebook o a través de twitter (@pueblonosevende).

Esta iniciativa va muy en serio y ya promete llegar "hasta donde haga falta. Aún no sabemos qué vamos a hacer pero no descartamos ni siquiera ir a manifestarnos a las puertas del Congreso de los Diputados. Aunque a lo mejor con la nueva ley de seguridad ciudadana...".

 

Así de rotundo se ha mostrado uno de los impulsores de esta iniciativa, el alcalde de Juzbado, Fernando Rubio, quien ha destacado además la gran acogida de este proyecto y no solo en Salamanca. "No se trata de politizar nada... solo queremos defender la identidad y los derechos de nuestros pueblos y ya han contactado con nosotros alcaldes de otras provincias de España, además de Castilla y León, para formar parte de ella".

 

No en vano, Extremadura, Cantabria o Asturias, entre otras, ya ha mostrado su interés en comenzar con esta iniciativa.

 

Así, según el alcalde de Juzbado, el objetivo es "mostrar nuestra indignación porque no vamos a conformarnos, ni mucho menos. Esta crisis no la hemos causado los ciudadanos ni los municipios de Salamanca y España y no tenemos por qué pagarla", añadió.

 

Su discurso siguió en un tono reivindicativo para añadir que sigue sin comprender el porqué de esta medida "ya que los pueblos que se quieren suprimir mediante esta medida dejarán de prestar sevicuios básicos a los ciudadanos que ya no los podrán recibir. Además, ni alcaldes ni concejales cobramos un duro por hacer nuestra labor, pero sí se beneficia a aquéllos que se llevan un dinero por ejercer las mismas funciones que nosotros en municipios de más población", señaló.

 

Esta campaña cuenta ya con muchos adeptos y ha sido un éxito cuando lleva muy poco tiempo en funcionamiento. Y su pueblo... ¿se vende?