Fernando Rodríguez mantiene que a día de hoy se le volvería a poner "alfombra roja" a El Corte Inglés

Fernando Rodríguez, concejal y teniente alcalde, explica su punto de vista (Foto: F. Oliva)

El concejal y teniente de alcalde considera "precipitado" pedir ya compensaciones por el caso El Corte Inglés y asegura que si hoy llegar a Salamanca una empresa en sus condiciones los grupos políticos pedirían que se le diera lo que pide.

El teniente de alcalde y concejal de Hacienda, Fernando Rodríguez, ha dado hoy su versión del panorama que se ha generado con la anulación de las licencias de El Corte Inglés y de paso ha 'confirmado' que está en el bando de los que no tienen claro que el Ayuntamiento de Salamanca deba exigir compensaciones por haber recibido por parte del municipio un aprovechamiento urbanístico extraordinario. Quedó claro en la reunión de la Junta de Portavoces, en la que fue la única voz discordante, y lo ha vuelto a manifestar hoy.

 

Rodríguez ha rehusado hablar de compensaciones "porque se ha encargado un informe al secretario general del Ayuntamiento y vamos a esperar, lo otro es precipitado", ha dicho en relación a las peticiones expresa e inequívocas que han hecho los tres grupos de la oposición. "Me parece apresurado decir si hay o no que hacer compensaciones", ha dicho. Uno de los objetivos es que el secretario aporte todas las opciones "y nos ilumine sobre cuál es la mejor", y que una posibilidad es aplicar la modificación puntual aprobada en diciembre de 2014 y que legaliza la situación al aceptar el cambio de calificación de suelo que beneficia al centro comercial.

 

Ha advertido también que si hace un año se rompieron las negociaciones con Equo para que no pidiera la ejecución de la sentencia fue porque "planteban algunas pretensiones que el Ayuntamiento no puede satisfacer".

 

 

'ALFOMBRA ROJA'

 

Rodríguez ha argumentado de una manera muy gráfica los beneficios de la instalación de El Corte Inglés y, de paso, ha justificado la decisión que se tomó en su día. El concejal ha puesto el ejemplo, sin dar importancia al nombre, "de una empresa que llegara a Salamanca y dijera que quiere montar una fábrica de 80 millones, que va a crear 700 puestos de trabajo, que va a hacer un parking de 1.300 plazas en una zona donde hay déficit de aparcamiento, y que además quiere regalar a la ciudada un centro cívico de 4 millones, un campo de fútbol y una gran plaza, y que por supuesto abonará todos los impuestos y tasas". El ejemplo se refiere, obviamente, a los grandes almacenes.

 

Rodríguez ha asegurado que si un planteamiento así llegara hoy al Ayuntamiento todos los grupos estarían de acuerdo en que "hay que ponerle la alfombra foja y que se le de lo que pide". "Y, ¿qué es lo que pide? Un suelo y un aprovechamiento, pero no para especular con él, sino para montar su fábrica", ha rematado. "Esa actitud fue la que tomó el Ayuntamiento en su día y a mi juicio ha sido bueno para la ciudad", ha culminado Rodríguez no sin antes decir que los recursos que se presentaron en su día fueron "irresponsables".

 

Al tiempo ha restado valor a la decisión de los juzgados para anular la legalidad del convenio que permitió todo lo realizado, aunque la respeta, frente a los informes técnicos de Ayuntamiento, Junta, Ministerio y un prestigioso despacho de abogados que asesora al centro comercial. Rodríguez ha recordado que el convenio se hizo tras consultar los informes técnicos de las tres administraciones y de la empresa, "aunque es verdad que ha habido una sala de justicia que dice que todo lo que está aprobado por los técnicos no era legal".

 

Rodríguez ha insistido en los beneficios del convenio en el que tuvo mucho que ver en su día, "a lo mejor alguien puede pensar que a la ciudad lo que le convenía es tener un cuartel cerrado" como estaba el de Ingenieros, en los terrenos donde ahora está El Corte Inglés.