Fernando Estévez: más sombras que luces en el CD Guijuelo

Fernando Estévez no ha sabido gestionar la mala racha del CD Guijuelo (Foto: Chema Díez)

El entrenador andaluz ha cometido más fallos que aciertos que han salido a la luz en los malos momentos del equipo, con una escasa capacidad para sacar al Guijuelo del bache en un periodo de tiempo menor.

El CD Guijuelo necesita reaccionar ya después de una mala racha de resultados que le ha llevado a salir de los puestos de play off. Pero, por unas causas u otras, el equipo no termina de salir de un bache que se está haciendo demasiado profundo, y cuyo último responsable es el entrenador Fernando Estévez.

 

El granadino ha tenido más sombras que luces en una campaña en la que el Guijuelo puede quedarse fuera del play off porque Estévez no ha sabido atajar a tiempo la crisis. No en vano, tiempo hay para la reacción y la plantilla luchará hasta el final.

 

SOMBRAS

 

- FALTA DE EXPERIENCIA: quizá su inexperiencia como entrenador de fútbol le lleva a no saber llevar este tipo de situaciones, alargando la mala racha del Guijuelo y sin la capacidad de reacción necesaria. La salida del equipo de Funes por motivos laborales ha sido clave porque era su gran apoyo y el que mejor manejaba este tipo de situaciones.

 

- DEMASIADOS CAMBIOS EN EL ONCE: en muy pocos partidos ha repetido equipo. Este hecho genera mucha inseguridad en los jugadores y logra el efecto contrario en los que salen y entran del equipo ya que en lugar de generarles ilusión por jugar les genera ansiedad y desánimo. Jugadores titulares han desaparecido y viceversa y la llegada de los nuevos al once casi sin adaptación no parece haber sido un acierto; hubo precipitación. La base del año pasado debe seguir siendo clave para sacar esta situación adelante.

 

- FALTA DE MOTIVACIÓN A LA PLANTILLA: el equipo lleva más de un mes en un estado de ánimo más bajo de lo normal como consecuencia de las derrotas que afectan, y mucho, aunque los jugadores se sobreponen pese a que el granadino no tiene en la motivación una de sus cualidades.

 

- LE CUESTA TOMAR DECISIONES: quita y pone jugadores, en muchas ocasiones, sin ver las consecuencias y generalmente no arriesga en los cambios de los partidos. Las sustituciones, salvo contadas ocasiones, llegan a partir del minuto 70 siempre y le cuesta mucho mover el banquillo. Además, se ha convertido en alguien muy previsible.

 

- MANEJAR LA PRESIÓN: uno de los factores importantes. Desde fuera, da la sensación de que Fernando Estévez no ha sabido manejar la presión de verse en la zona alta de la tabla ni manejar situaciones después de los partidos con declaraciones que denotan una actitud a la defensiva. Ahora, en las malas, queda aún más en evidencia.

 

- LEJANÍA: muy lejano y guardando mucho las distancias tanto con la plantilla como con gente ajena a la misma. Le costó mucho acercarse a los jugadores y al entorno y eso le pasó factura aunque con el tiempo este hecho se haya minimizado.

 

LUCES

 

- IDEA DE JUEGO: su manera de entender el fútbol y su filosofía continúan la de Rubén de la Barrera el pasado año. Hacer del balón protagonista es de agradecer en una categoría en la que este hecho brilla por su ausencia.

 

PUNTUACIÓN: hasta hace cinco jornadas, la cifra de puntos y la trayectoria de equipo era la mejor de su historia e incluso empató con el Guijuelo de Rubén de la Barrera en jornadas sin perder (15), realizando grandes números que se han venido abajo en solo cinco partidos.

 

FÍSICO: el equipo se encuentra en un buen estado físico y ése no ha sido el motivo de su bajón. Estévez ha encontrado en Padilla a un perfecto aliado para mantener al equipo en un nivel elevado toda la campaña. 

 

No en vano, la veteranía y experiencia de varios de los jugadores de la plantilla sostienen a un vestuario que busca de manera desesperada una victoria que levante el ánimo y le acerque más al objetivo del play off.