Fernando Cepeda: "Perera pasa la noche sin fiebre, ni complicaciones"

El apoderado del matador extremeño explica a TRIBUNA de Salamanca que "continúa su recuperación en la UVI, pudiendo recibir ya la visita de sus familiares".

"Esta noche tampoco ha aparecido la fiebre y no ha habido ninguna complicación". Esa es la mejor noticia que explica a TRIBUNA de Salamanca el apoderado de Miguel Ángel Perera, Fernando Cepeda, que en estos momentos se encuentra a las puertas de UVI del Hospital de la Santísima Trinidad para entrar a ver al diestro, "desde ayer a las cinco de la tarde no hemos podido volverlo a ver hasta ahora", añade.

 

Su mujer, Verónica Gutiérrez, hija de El Niño La Capea, ha sido la primera en poder verlo. Al parecer, Perera, "está muy cansado, lleva dos días en la cama con la misma postura, no puede comer, ni tampoco beber, pero está muy contento porque se va recuperando muy bien", dice Cepeda.

 

Sin duda, el diestro sufrió una de las peores cogidas de su carrera en la Feria Taurina de Salamanca 2015, cuando recibía al primero de su lote de rodillas. "El ha sido consciente en todo momento de la gravedad de sus cornadas, sintió el pitón entrar y no perdió el conocimiento nunca", concluye su apoderado, Fernando Cepeda que sabe que la recuperación "va a ser larga".