Fernando Alonso y Lara Álvarez: Tú a Honduras y yo a Shanghai

Lara Álvarez y Fernando Alonso

Dos asturianos por el mundo llevando lo mejor posible su ruptura. 

Después de su sonada ruptura, Lara Álvarez y Fernando Alonso están más activos y mediáticos que nunca. Ambos, que acostumbraban a ser muy celosos de su intimidad, se dejan fotografiar más de lo habitual y actualizan sus redes sociales frecuentemente, dando cuenta de cómo rehacen sus vidas por separado, poniendo oceános y continentes de por medio.

 

Si esta misma mañana veíamos a la presentadora partir hacia Honduras, donde permanecerá tres meses para conducir la próxima edición de Supervivientes, el piloto de Formula 1, que se encuentara inmerso en el mundial, actualizaba su Instagram desde Shanghai (China), donde busca la calma entre templos y entrenamiento.

 

A pesar ed compartir orígenes - ambos son asturianos- son dos personas de mucho mundo. Con carreras exitosas, los compromisos profesionales les alejan no solo de su 'tierrina', sino también el uno del otro. De hecho, según fuentes cercanas a Lara, fue precisamente la distancia el detonante que acabó con la relación después de dos años juntos.

 

El bicampeón de Formula 1, que debe recorrer todo el mundo a bordo de su McLaren Honda, habría pedido a Lara que le acompañara durante el mundia, renunciando a sus compromisos profesionales. Algo por lo que la presentadora no pasó.

 

Al poco tiempo de cortar, ambos coincidieron en tierras asturianas, pero no se vieron, pues mientras él se quedó en Oviedo ella estuvo en Gijón. Y, aunque Lara regresa más frecuentemente a casa, Fernando Alonso es un ciudadano del mundo, pues vive en Dubai y además no para de viajar. Si ahora está en Shanghai, la semana pasada se encontraba en la Toscana disfrutando de una de sus pasiones: el golf.

 

Ambos se mantienen ocupados haciendo así más llevadera la ruptura. Además, han puesto oceános de por medio para olvidarse, aunque los rumores apuntan que Fernando ha encontrado ya el clavo que saca otro clavo: una modelo rusa de 21 años sería el nuevo romance del español, que se apresuró a desmentirlo a través de su Instagram, aunque sin referirse nunca directamente a esa noticia