Fernández Mañueco rechaza la pregunta sobre la segregación

Respuesta. El consejero de Interior y Justicia afirma que “sobra su pregunta, igual que sobra el presidente del Gobierno”. De la Peña. La diputada socialista califica de “tercermundista” la situación en la comarca
ICAL
El consejero de Interior y Justicia, Alfonso Fernández Mañueco, descalificó ayer que se le preguntara si la Junta concederá la segregación de Salamanca al municipio de Agallas y consideró que la pregunta de la socialista Ana Muñoz de la Peña sobraba, “igual que sobra el presidente del Gobierno”, contra el que arremetió y censuró que los socialistas de Castilla y León le aplaudan y jaleen.

Muñoz de la Peña manifestó que los vecinos de esa localidad se sienten abandonados y olvidados por la Diputación de Salamanca y de la Junta de Castilla y León y describió un lugar periférico con malas carreteras, deficiente transporte escolar, malos servicios sanitarios, sin transporte a la demanda y sin acceso a la banda ancha.
“Sobra la pregunta”, afirmó el consejero, quien recordó que la segregación se aprobó a propuesta del PSOE, que gobierna en esa localidad, y se refirió a las leyes estatal y autonómicas por las que debe pasar una petición de segregación. Fernández Mañueco estimó que la iniciativa no es real y no hay voluntad de llegar a ella ni por el PP ni por el PSOE.

La procuradora, que calificó esa zona como el “tercer mundo”, replicó que conoce lo que piensa el PSOE y el PP y añadió que quería conocer la posición de la Junta. “No es un órgano, es una voz de alerta, una tabla de salvación ante el abandono de la Diputación Provincial y la Junta”, aseveró Muñoz de la Peña sobre la intención del municipio de Agallas. “Se van jóvenes y se quieren ir pueblos, es una evidencia del fracaso de la política territorial de la Junta”, concluyó.

Por su parte, el consejero aseguró que “hay una actitud demagógica y otra prudente y sensata”, quien enmarcó en la segunda al presidente de la Junta de Extremadura, el socialista Guillermo Fernández Vara. “Aprenda de él”, apostilló. Fernández Mañueco, ante la crítica de la procuradora, defendió la colaboración con las comunidades vecinas y enumeró algunos proyectos de la Diputación de Salamanca y de la Consejería de Agricultura en la zona.

Concluyó que no es el mejor momento para hablar del compromiso con el municipalismo cuando se ha conocido la rectificación del Gobierno sobre la capacidad de crédito de los ayuntamientos. Mañueco finalizó arremetiendo contra la “incapacidad e ineptitud” de Zapatero y añadió que “sobra el presidente del Gobierno, igual que su pregunta”.

Intención
Hay que recordar que la intención unánime del pleno de Agallas de adherirse a Extremadura saltó a la luz el martes, día 18, un día antes de que Herrera se reuniera en tierras cacereñas con el presidente extremeño Fernández Vara. Herrera firmó un convenio y ofreció a los vecinos la posibilidad de recibir asistencia sanitaria en tres hospitales de la provincia limítrofe: Coria, Plasencia y Navalmoral de la Mata pero al alcalde esa medida no le vale.

Por eso, anuncian, seguirán dando guerra hasta que les arreglen las carreteras, especialmente la que conduce hasta Robleda, porque consideran que está impracticable.