Fernández Mañueco, Pedro Díaz y cargos municipales declaran en los juzgados por el caso 'Malotas'

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, el presidente de Gruposa, Pedro Díaz, y cargos del Ayuntamiento han prestado declaración esta manaña en relación con el caso 'Malotas'.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, el presidente de Gruposa (empresa editora de La Gaceta), Pedro Díaz, y varios cargos del Ayuntamiento de Salamanca han prestado declaración esta mañana en los juzgados de la plaza de Colón en relación al caso 'Malotas', uno de los proyectos estrella del primer mandato del alcalde y con el que se pretendía apoyar con 3,5 millones de euros de fondos municipales un polígono industrial de promoción privada. La llegada a los juzgados se ha producido antes de las diez de la mañana, cuando tanto Fernández Mañueco como Díaz han accedido al edificio.

 

El denominado caso 'Malotas' estalló en mayo de 2013 cuando se aprueba una inversión de 3,5 millones de euros para poner en marcha el parque industrial que Fernández Mañueco incluyó en su programa electoral de las municipales de 2011. Sin embargo, el nuevo polígono, que recibe ese nombre por el sector en el que se asienta, es una iniciativa privada, está parado por falta de demanda de suelo industrial y detrás de ella están, entre otros, empresas del presidente de La Gaceta Regional, Pedro Díaz, o de un investigado en el caso 'Malaya', dueños de varias de las parcelas en que se divide el terreno del proyectado polígono.

 

No obstante, esto no es impedimento para que el Ayuntamiento haya preparado el terreno meses atrás para hacer posible que una de las inversiones más fuertes de la legislatura vaya a una iniciativa privada. Para sacarlo adelante, se cambian los estatutos del Patronato Municipal de Vivienda para que pueda promover polígono y, luego, se aprueba que esta sociedad municipal pública aporte 2,5 millones de euros para hacerlo.

 

La decisión sorprende a empresarios, sindicatos, oposición, partidos políticos... que no entienden que se promueva con dinero público un polígono privado cuando, por culpa de la crisis, muchos polígonos de la ciudad disponen de suelo y de naves; y cuando existen otras instalaciones para promover el emprendedurismo, como los diferentes viveros o el parque científico de la Universidad de Salamanca. Formaciones como PSOE, IU, Equo... muestran su disconformidad con la decisión. Y Cámara de Comercio y la patronal Confaes informan a los empresarios salmantinos de los pormenores del proyecto y lo que supone.

 

Tras estallar el escándalo, empiezan a conocerse más detalles del caos. Díaz aparece por partida doble en el grupo de propietarios que se beneficiarán de que el Ayuntamiento adelante 3,5 millones de euros en la urbanización y reparcelación de Las Malotas. Por un lado, a través de la empresa Asocarsa, con sede en Florida de Liébana y dedicada a la elaboración de derivados de la carne. Asocarsa, en la que el empresario esvicepresidente, posee 3 parcelas en el futuro parque empresarial, que fueron adquiridas en el año 2001. En segundo lugar, aparecen otras 3 parcelas escrituradas a nombre de la empresa Los Llanos de Valdelobos S.L., de la que también es socio Pedro Díaz, que en la actualidad ocupa en ella el cargo de consejero del mancomunado.

 

La otra empresa que figura como propietaria de algunas de las parcelas que componen el sector de Las Malotas es Área Logística Oeste S.L., empresa ligada al dossier del caso de corrupción urbanística conocido como'Malaya', como adelantó TRIBUNA en exclusiva.

 

Ante la fuerte contestación social, el Ayuntamiento decide aparcar el proyecto que, hoy por hoy, parece en vía muerta, aunque se mantiene la disponibilidad económica para ponerlo en marcha en cualquier momento.