Fernández Mañueco dice que fue él quien se dirigió a la Junta por la liberalización comercial

El alcalde asegura que se dirigió al consejero de Economía de la Junta para pedir igualdad con otras ciudades y que la posibilidad de los 16 días "nos gustó desde el primer momento" pese a que renuncia a la liberalización total.

OBRAS EN EL BARRIO BLANCO

 

Varios vecinos se acercaron a conversar con el alcalde de Salamanca durante su visita a las obras de urbanización en el barrio Blanco que se están acometiendo. Estos ciudadanos consultaron al alcalde sobre la marcha de las obras, que está previsto finalicen el día 31 de octubre en la calle San Andrés, y le solicitaron más arreglos en el barrio, uno de los más populares y olvidados de la capital. Las actuaciones consisten en la renovación de la red de abastecimiento de agua, el alumbrado y la pavimentación, y el alcalde ha anunciado que continurán por la calle Méndez Núñez, donde se prevé invertir 350.000 euros.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, asegura que fue el consistorio quien se dirigió a la Junta para tratar la implantación de la liberalización de horarios y calendario de comercio y que le pareció bien "desde el principio" la cifra de los 16 festivos. Este acuerdo fue el alcanzado en una negociación entre el pequeño comercio y las grandes superficies, y el que la Junta ha trasladado a los ayuntamientos que, como Salamanca, habían pedido apertura total.

 

"Ha sido el Ayuntamiento de Salamanca el que se ha puesto en contacto con la Junta, que es a quien le corresponde la decisión, que es la que tiene la capacidad de decidir", ha asegurado Fernández Mañueco en un acto, y que lo hizo en busca de "igualdad de condiciones en la Comunidad y especialmente, Salamanca con respecto a Valladolid, Arroyo respecto a Santa Marta y Carbajosa". El alcalde ha reiterado que se trataba de "apostar por incrementar el número de festivos", algo que el Ayuntamiento no negoció con la asociación de los empresarios del comercio cuando hizo la petición de declaración de zona de especial afluencia turística, que no contemplaba solo incrementar el número de festivos, sino abrir todos los domingos y días de fiesta del año.

 

Fernández Mañueco ha explicado que la postura del Ayuntamiento, contraria a la de la asociación de los empresarios del comercio, respondía al objetivo de "hacer a Salamanca una ciudad competitiva con otras del entorno, fundamentalmente, Valladolid y Arroyo, que también había solicitado la ampliación de horarios comerciales. Consideramos que es el objetivo al que tenemos que llegar, la ampliación de horarios comerciales para hacer la ciudad de Salamanca una ciudad competitiva con otras ciudades como Valladolid".

 

El alcalde admite que cuando contactó con la Junta "se puso encima de la mesa algo que a nosotros nos gustó desde el primer momento; en estos momentos se abren 10 festivos y lo que quería la Junta era llegar a 16, única y exclusivamente. Nos parecía bien, se ampliaba el número de festivos que considerábamos importante porque incrementaba la demanda turística en la ciudad de Salamanca, los festivos van a ser en fechas especialmente turísticas". Y argumenta que lo que pidió "es que la ciudad de Valladolid y Arroyo tenían que estar en igualdad de condiciones con Salamanca; también Santa Marta y Carbajosa. La Junta de Castilla y León, después de conversaciones con todos los ayuntamientos, hemos llegado al acuerdo de que todas las ciudades abran elmismo número de días, dieciséis, por tanto, se va a producir una implantación progresiva de la medida y Arroyo renuncia a esos 66 días que podía llegar a disfrutar". Fernández Mañueco considera el acuerdo "positivo para los intereses de la ciudad" que va a poder incrementar el turismo de compras.