Fernández Mañueco dice no conocer las deficiencias de la 'torre de fuego'

El alcalde asegura que no tiene constancia de la existencia del documento y preguntará si le ha llegado. Además, diferencia entre un informe sobre deficiencias y las simples quejas de los bomberos sobre el despilfarro de un millón de euros.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha dado hoy su primera respuesta a las informaciones que apuntan a las graves deficiencias del equipamiento de la 'torre de fuego' del parque de Bomberos, subvencionada con más de 600.000 euros por la consejería de Interior cuando él era consejero. A pregunta de este medio en su comparecencia para explicar el plan de gestión del casco histórico, el alcalde ha dicho deconocer el informe en el que se basan las quejas de los bomberos, distinguió entre el hecho de entregar un informe de deficiencias y las protestas que están protagonizando los bomberos y aseguró que se informará sobre si le ha llegado o no.

 

Fernández Mañueco, que reaparecía en su primer acto en Salamanca desde el viernes pasado (entre medias, ha tenido sesión de presupuesto en Cortes), comparecía por primera vez ante los medios desde la protesta del sábado en la que 2.000 personas se unieron a los bomberos salmantinos contra las políticas de despilfarro; y desde que este medio publicara una serie de informaciones sobre las deficiencias, ineficacia para el entrenamiento y elevado coste de la 'torre de fuego'. 

 

El alcalde, al ser preguntado por si tenía constancia el Ayuntamiento de las deficiencias que denuncian los bomberos, dijo no conocer el informe. Al ser repreguntado sobre el contenido de las quejas de los agentes de extinción de incendios, distinguió entre la existencia de un informe y las protestas que están protagonizando los bomberos. Y para zanjar la cuestión, se comprometió a informarse sobre la existencia de ese documento: "Preguntaré cuando salga de aquí si me lo han hecho llegar".

 

El informe del que se ha hecho eco este medio recoge las deficiencias que los bomberos encontraron en la 'torre del fuego' después de que recibiera la nueva instalación, en la que el Ayuntamiento de Salamanca se gastó a finales de 2011 más de un millón de euros con una subvención de 600.000 euros de la consejería de Interior y Justicia; la actuación estaba dentro del pacto local, impulsado por Fernández Mañueco cuando era consejero de esta cartera.

Noticias relacionadas