Feijóo reconoce que fue un "error" su relación con Dorado y pide "disculpas" a quienes se las demanden

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha reconocido que fue un "error" tener una relación con el contrabandista Marcial Dorado hace "dos décadas", pero ha alegado que cortó la relación con el ahora condenado por narcotraficante cuando conoció sus actividades. Asimismo, ha pedido "disculpas" a los gallegos que así se las demanden.
SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 (EUROPA PRESS)



En su comparecencia ante el pleno de la Cámara autonómica, en la que ha autorrespondido a varias preguntas que él mismo ha ido enumerando, el mandatario autonómico ha ratificado que a partir de 1997 se "enfrió hasta cortar" la relación con Dorado, al que vio en 1999 con motivo del fallecimiento de Manuel Cruz. Precisamente, indicó que también a Cruz le preguntó si era testaferro de Marcial Dorado y eso se le negó "reiteradamente".

Asimismo, y sobre la posibilidad de que mantuviesen algún contacto entre 2001 y 2003, ha manifestado que no podía precisarlo, como tampoco lo puede hacer el juez José Antonio Vázquez Taín, que entonces había ordenado unas escuchas con motivo de una operación contra el narcotráfico.

Feijóo ha aseverado que su relación con Marcial Dorado "se limitaba a momentos de ocio sin más ni menos" y aseguró que estuvo con él en los Picos de Europa, Tenerife, Baleares y Portugal, pero no en Suiza ni en Inglaterra.

El mandatario autonómico también mostró su "repulsa" por la actividad con el narcotráfico y ha vuelto a negar haber firmado ningún contrato con empresas de Marcial Dorado. Asimismo, ha asegurado que no actuó "condicionado" por el conocimiento de las instantáneas, de las que sabía desde la existencia de un registro en 2003.

(HABRÁ AMPLIACIÓN CON FOTO)