FEDAMPA rechaza la evaluación a tercero de Primaria

Exigen la paralización de la prueba el próximo 26 de mayo.

El próximo día 26 de mayo comienzan a desarrollarse en los centros de enseñanza de Castilla y León las pruebas correspondiente a la evaluación de los alumnos de tercero de primaria, implantada por la Lomce.
     
La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de centros públicos de enseñanza de Salamanca, tras haber consultado con las AMPAS asociadas, manifiesta su rotundo rechazo y su frontal oposición a esta prueba.
     
Se trata del primer elemento segregador que se pretende implantar a niños y niñas de 8 ó 9 años de edad, que van a empezar a ser dirigidos hacia una educación dual en la que el derecho a la educación no va a ser igual para todos.
       
Introduce un criterio de competitividad absolutamente inadmisible en edades tan tempranas, en las que deben primar valores de solidaridad, apoyo mutuo e igualdad, aseguran desde FEDAMPA.
       
Se limita a evaluar la capacidad en comprensión lectora y matemáticas, obviando todos los criterios pedagógicos que priman la educación para la obtención de múltiples competencias que no se limitan a las meramente académicas.
         
Ha generado un espíritu de competencia entre centros de enseñanzas y docentes, hasta el punto de que en muchos centros desde hace tiempo toda la actividad se dirige a la superación de la prueba, en lugar de a la educación integral de las personas; en lugar de centros de enseñanza tendremos centros de preparación de una prueba (no es lo mismo enseñar a conducir que preparar para obtener el permiso).
         
Está generando una tensión en docentes, familias y estudiantes, por las consecuencias que los resultados de las pruebas pueden acarrear, tanto individual como colectivamente.
         
No se ha informado suficientemente a las familias de las repercusiones que la prueba puede tener en el expediente académico de sus hijos y en la necesaria adopción de medidas en el caso de resultados negativos.
 
Por todo ello, las asociaciones de madres y padres exigen la paralización de la prueba, así como de la puesta en vigor de la Lomce, y reclamamos una Ley de Educación consensuada entre todos los sectores implicados.
 
De cara a la prueba, recomendamos a las familias que manifiesten por escrito su oposición a la prueba (en las AMPAS de sus centros cuentan con un modelo para ello) y que posteriormente, sea cual sea el resultado de la prueba, agoten todos los recursos contra la misma, evitando así que tenga efecto alguno en el presente curso. Desde la federación y las ampas se facilitará la tramitación de estos recursos.