Familia y apoderado de Fortes reclaman más información: "Queremos saber que grado de importancia tienen las lesiones"

Foto: Ch. D.

Han manifestado su preocupación porque "no se sabe" cuánto tiempo va a permanecer en la UVI, lo que les ha llevado a pedir "más información" al centro hospitalario tras los "escuetos" partes médicos.

El torero Saúl Jiménez Fortes, que el domingo sufrió una grave cornada en una corrida en la localidad salmantina de Vitigudino, permanece estable y sedado en la Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI) del Complejo Asistencial de Salamanca, mientras que su familia ha reclamado más información al centro sobre el alcance de la cogida, en la que el pitón del toro le llegó a la base del cráneo.

 

Así lo ha indicado su apoderado Nemesio Matías en declaraciones a la cadena Cope, donde ha informado que el diestro malagueño ha pasado la noche sin fiebre y "parece" que el equipo médico quiere bajarle la sedación. "Continúa como ayer, pero estamos contentos porque cada día de pasa es una batalla ganada", ha aseverado Matías.

 

Sin embargo, ha manifestado su preocupación y la de la familia del torero porque "no se sabe" cuánto tiempo va a permanecer en la UVI, lo que les ha llevado a pedir "más información" al centro hospitalario tras los "escuetos" partes médicos.

 

"Estamos preocupados. Queremos saber qué es lo que hay, lo que no hay, qué lesiones tiene y qué grado de importancia tienen esas lesiones", ha alertado el apoderado, para añadir que sólo saben que tiene "el paladar partido, la base de la nariz y el pitón le ha llegado a la base del cráneo".

 

Pese a que la cogida ha sido, a su juicio, "dramática" y "espeluznante", Matías ha asegurado que Jiménez Fortes es una persona "muy fuerte". "Sabe que donde él se pone, los toros pegan. El camino va a ser muy duro", ha advertido, para lamentar la "mala suerte" de haber sufrido dos cornadas en el mismo sitio en cuatro meses.