Fallecen cuatro personas al colisionar con un camión en Burgos

Quintanapalla. El choque entre ambos vehículos tuvo lugar en la localidad burgalesa en torno a las 6.00 horas de ayer. Tragedia. Las cuatro víctimas eran de la misma familia y dos de ellas no llevaban cinturón
AGENCIAS/ M. S. B.

Cuatro personas fallecieron ayer, todas ellas de la misma familia y de origen luso, y otras dos resultaron heridas de gravedad, en un accidente de tráfico que tuvo lugar a las 6.00 horas en el kilómetro 254 de la N-I a su paso por el término municipal de Quintanapalla (Burgos).

Con este trágico accidente, las carreteras de Castilla y Léon vuelven a cobrarse víctimas, a pesar de que la operación especial, con motivo del 15 de agosto concluyó el lunes a las 00.00 horas.

El siniestro se produjo por un choque frontal entre un turismo Opel Corsa matrícula 45-57-PF, de nacionalidad portuguesa, ocupado por cinco personas, cuatro de las cuales murieron, y un camión matrícula 7150BGT en el que viajaba únicamente su conductor, E.O.C., de 33 años, que resultó herido grave y fue trasladado al Hospital General Yagüe de la localidad burgalesa.

El vehículo siniestrado era conducido por un hombre J.C.D.S.P., de 32 años, y ocupado por dos mujeres, C.A.D.S.P.P., de 27 años, y A.D.S., de 59, y un menor de 14 años, F.M.P.P., todos ellos fallecidos, y J.C.J.P., de 59 años, que resultó herido grave y fue trasladado también al Hospital General Yagüe, como único superviviente del vehículo.

Al parecer se trata de una familia que regresaba a Portugal, donde residía, tras haber llevado a cabo una visita familiar en Alemania. Los cuatro fallecidos fueron trasladados, desde el lugar de los hechos, en el término municipal de Quintanapalla, hasta el Instituto anatómico Forense de la ciudad de Burgos.

Desde la Subdelegación del Gobierno en la provincia se iniciaron los trámites correspondientes con el consulado de Portugal para la repatriación de todos los cadáveres. Asimismo, la Guardia Civil de Tráfico desplazó un equipo especial de atestados para averiguar las causas del accidente, aunque en una primera investigación se desprende que el turismo invadió la calzada contraria, probablemente debido a un despiste del conductor, y chocó frontalmente contra el camión.

Según las primeras investigaciones, llevadas a cabo ayer, dos de los cuatro fallecidos en el accidente no llevaban puesto el cinturón de seguridad en el momento del choque según la Guardia Civil de Tráfico.

Unos datos que aparecen en el primer informe realizado por la Guardia Civil, en el que se detalla que dos de los ocupantes del vehículo no hacían uso del cinto de protección, motivo por el que podrían haber resultado muertos por la colisión. Del mismo modo, las investigaciones pertinentes apuntan también como posibles causas del accidente la distracción, somnolencia o una velocidad indebida por parte del coche de los fallecidos, que se empotraron contra el camión.