Fallece un hombre de 65 años en la colisión de dos vehículos

Peralejos de Arriba. La esposa de la víctima y una cuñada permanecen ingresadas, en estado grave.
M. Corral / E. G.

Una persona fallecida y tres más heridas, una de ellas en estado muy grave, es el balance del accidente de circulación que se registraba a las 8.40 horas de ayer sobre la CL-517, a la altura del término municipal de Peralejos de Arriba, al chocar frontalmente un turismo y una furgoneta.

El conductor de la furgoneta, un hombre de 65 años de edad cuyo nombre responde a las iniciales M. G. Ch. y que viajaba con dirección a Salamanca, fue atendido por los servicios de Emergencias del 112 y fue trasladado en helicóptero medicalizado al Hospital Virgen de la Vega donde falleció a las 15.00 horas.

También, su esposa, F. S. G., de 65 años, que viajaba como acompañante, resultó herida muy grave, pues según informaciones cercanas a la familia, habría pasado a estado crítico tras su ingreso en el Hospital. Junto al matrimonio, en la furgoneta marca Renault Express, viajaba una mujer familiar de la pareja –cuñada–, de 60 años e iniciales M. T. C. O. que resultó herida grave, aunque tras el último parte, todo indica que su vida no corre peligro. Del mismo modo, el conductor del Audi A4, un joven de 19 años, E. S. S., residente en Vitigudino también fue trasladado en ambulancia para ser atendido en el Hospital Clínico aquejado de un fuerte golpe en una clavícula, si bien, las lesiones que le fueron diagnosticadas no revisten gravedad.

Debido al fuerte choque, el fallecido y una de las personas heridas quedaron atrapadas en el interior de los vehículos implicados en el siniestro, por lo que se hizo necesaria la intervención de los Bomberos de la Diputación de Salamanca para excarcelarlos. Junto a la dotación, procedente del parque de Vitigudino, también se desplazaron hasta el lugar del suceso efectivos de la Guardia Civil, un equipo médico del centro de salud de Vitigudino, un helicóptero medicalizado, dos ambulancias y una UVI móvil.

Según las informaciones manejadas en un primer momento por la Guardia Civil, todo indica que E. S. S. perdió el control del vehículo al entrar en una curva cuando viajaba con dirección hacia Vitigudino, circunstancia que pudo sobrevenir como consecuencia de la densa niebla que a la hora del accidente había en este tramo de carretera –también se baraja un posible exceso de velocidad–, concretamente en el punto kilométrico 54,2 e la CL.517, a un kilómetro del cruce de Peralejos de Arriba con dirección hacia Salamanca. Tras el derrape del turismo, este irrumpió en el carril contrario para chocar frontalmente contra la furgoneta mixta Renault que iba con dirección a Salamanca y en la que además del fallecido, viajaba su esposa, F. S. G. de 65 años y la cuñada de ambos, M. T. C. O. de 60 años de edad, todos ellos residentes en Lumbrales.

El fallecido es una persona muy querida en Lumbrales, lugar donde mantenía un conocido establecimiento para la venta de electrodomésticos. Según familiares y vecinos, M. G. C., iba a jubilarse en los próximos meses tras alcanzar los 65 años. El cuerpo sin vida fue trasladado al tanatorio de Lumbrales tras practicarle la autopsia.