Fallece un Guardia Civil por un disparo fortuito en su propio domicilio

El suceso se produjo el pasado juevesn cuando, al parecer, el Guardia Civil, limpiaba su arma
Un miembro de la Guardia Civil de Salamanca ha fallecido como consecuencia de un disparo fortuito de su arma cuando, al parecer, J.M.M., de 44 años de edad, limpiaba su pistola reglamentaria en su domicilio situado en la capital charra.

No obstante, el fallecido estaba destinado en el destacamento de Tráfico de Ciudad Rodrigo, con la conmoción que este hecho ha creado en este sector en la ciudad y la provincia de Salamanca. El suceso se produjo en la tarde noche del pasado jueves, cuando el agente se disparó en el pecho, según fuentes consultadas por este diario, de manera accidental aunque aún no han concluido las investigaciones de este hecho.

El Guardia Civil fallecido fue auxiliado en un primer momento por su mujer, que se encontraba en el domicilio hasta la llegada de los cuerpos sanitarios que llevaron el cuerpo aún con vida de J. M. M. hasta el hospital Clínico donde murió.