Fallece un electricista salmantino en Corvera al caerle encima un cuadro eléctrico de 150 kilos

El hombre, de 56 años y empleado de una subcontrata en el polígono Sánchez Cima I, sufrió un traumatismo craneoencefálico

Un electricista salmantino de 56 años, F. M. H., falleció ayer en un accidente laboral al caerle encima un cuadro eléctrico mientras trabajaba en una empresa de montajes en la nave número seis del polígono Sánchez Cima I, en el municipio de Corvera, como publica hoy el diario 'La Nueva España'.

El hombre, empleado de la empresa Meins Consulting S. L., radicada en Salamanca, se había desplazado junto a un grupo de compañeros a Asturias para realizar unos trabajos eléctricos subcontratado por una segunda firma.

El operario perdió la vida pasado el mediodía al caerle encima un cuadro eléctrico de unos 150 kilos de peso que estaba manipulando. La caída del material le provocó un fuerte golpe en la cabeza y el hombre no pudo superar las heridas provocadas por el impacto.

Hasta el lugar del accidente se desplazó de inmediato una UVI móvil del servicio de ambulancias del Principado, con su correspondiente equipo médico. Sin embargo, los sanitarios no pudieron hacer nada por salvar la vida del salmantino, que fallecía minutos después por un traumatismo craneoencefálico severo. Fueron los compañeros del trabajador fallecido los que alertaron de lo sucedido al servicio de emergencias 112 Asturias, que además de pasar el aviso a la ambulancia, alertó de lo sucedido a la Guardia Civil y a la autoridad laboral competente. Los efectivos de la Guardia Civil investigan ahora las posibles causas del accidente laboral.

Los compañeros del trabajador fallecido desplazados desde Salamanca echaban ayer las manos a la cabeza y no podían explicarse qué había podido suceder para que se desencadenase tan trágico final. El electricista llevaba muchos años en la profesión y era un trabajador cualificado, aseguraban sus compañeros de trabajo.