Fallece el director del Museo Altamira en un accidente de tráfico en Burgos

El siniestro se produjo la altura de la localidad burgalesa de Quintanas de Valdelucio.

El director del Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira, José Antonio Lasheras, ha fallecido en un accidente de tráfico en Burgos, en el que otras dos personas han resultado heridas de carácter grave.

 

El siniestro se se produjo pasadas las 17.30 horas de ayer, viernes, como consecuencia de una colisión frontal entre dos vehículos en el kilómetro 63 de la N-627, a la altura de la localidad burgalesa de Quintanas de Valdelucio, según informaron a Europa Press fuentes de Tráfico y del Servicio de Emergencias Castilla y León 112.

 

La sala de operaciones del 112 dio aviso del incidente a la Guardia Civil de Tráfico, a bomberos de Burgos y bomberos de la diputación de Palencia. Además, se pasó aviso a Emergencias Sanitarias-Sacyl, que envió una UVI móvil, una ambulancia de soporte vital básico y el médico del centro de salud de Aguilar de Campo.

 

En el lugar, los facultativos de Sacyl confirmaron el fallecimiento de uno de los heridos -el director de Altamira- y atendieron y trasladaron a dos personas heridas al Complejo Asistencial de Burgos.

 

AL FRENTE DE ALTAMIRA DESDE 1991

 

José Antonio Lasheras, nacido en Barcelona en 1956, llevaba al frente del Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira desde 1991 y es el máximo impulsor del proyecto de la llamada 'Neocueva', que se abrió en 2001 y está considerada la reproducción más fiel que existe de la original y muy similar a como se conocía hace 15.000 años.

 

Licenciado en Filosofía y Letras, antes de llegar al Museo de Altamira formó parte del Museo de Zaragoza dedicado a la arqueología provincial romana y fue museólogo en la Subdirección de Museos Esttatales del Ministerio de Cultura hasta 1990.

 

Conservador de Museos del Estado, es autor de múltiples publicaciones científicas y divulgativas sobre arte rupestre, el paleolítico superior y sobre museología, así como centradas en la Cueva de Altamira, ubicada en Santillana del Mar y que fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 1985.

 

El Museo de Altamira, creado en 1979, cerró el año 2015 con un total de 263.753 visitantes, según los datos facilitados por el Ministerio de Cultura.