Exteriores, piscina y pista engrosan la millonaria factura del polémico arreglo del Multiusos

El proyecto confirma el profundo deterioro de la instalación, que requiere de una revisión total de estructuras y equipamientos. El Ayuntamiento ha tenido que aclarar varios puntos del contrato como el personal y la solvencia económica.

Desde que saliera a la luz su profundo deterioro, y una vez se supo que el Ayuntamiento de Salamanca había decidido hacerse cargo del millonario coste para su arreglo, el contrato del Multiusos Sánchez Paraíso ha estado rodeado de polémica. Primero, porque la anterior concesionaria tuvo que ser expulsada por las quejas de los usuarios, dando paso a una empresa que se hacía cargo de manera provisional... en principio por cinco meses que se alargaron casi un año. Y después porque el equipo de Gobierno decidió que asumiría los 1,4 millones de euros de las obras en vez de buscar una empresa que los asumiera; y aunque en principio la oposición se negó, hubo que hacerlo así por lo ajustado de las condiciones económicas.

 

El caso es que ya está listo el proyecto y permite conocer con detalle hasta qué punto había llegado el deterioro. La respuesta es que la instalación estaba 'muy tocada' desde sus estructuras hasta sus principales equipamientos, algo de lo que no se podrá responsabilizar a la empresa concesionaria que lo tenía cuando se causó, quebrada, que deja un 'regalo' de coste millonario que, además, va a ser difícil de adjudicar por el coste que tiene la gestión y mantenimiento adecuado de esta instalación.

 

De hecho, el Ayuntamiento ha tenido que hacer ya dos aclaraciones al respecto. Hace unas semanas, tuvo que especificar el número de trabajadores y las condiciones en las que, la nueva concesionaria, tendría que hacerse cargo de los contratos. Y este viernes ha tenido que hacer algunas puntualizaciones al pliego de condiciones. Por un lado, subsanar un error, que mantenía la gestión provisional: la realidad es que el contrato es por diez años. Y por otro, matizar una de las condiciones más exigentes, la solvencia económica.

 

El Ayuntamiento pide que toda empresa que quiera aspirar debe presentar al menos un contrato de gestión de instalaciones similares por 1,5 millones de euros de valor. Eso elimina a muchas, especialmente en Salamanca, donde actualmente las piscinas municipales o La Aldehuela están en manos de la misma empresa. Ahora se permitirá sumar esa solvencia con varios contratos acumulados en los cinco últimos años, pero va a seguir muy limitada la concurrencia.

 

Y luego está el coste de la obra. Según el proyecto, se van a invertir 1,4 millones de euros en un arreglo casi integral, pero las actuaciones afectan a varios de los elementos clave. Así, los exteriores, en muy mal estado, requerirán de 696.000 euros; la piscina, uno de los emblemas del Multiusos, necesita 272.000 euros para renovar toda su instalación: maquinaria, superficies y aparatos de deshumectación. Por último, la pista polideportiva necesita otros 128.000 euros, en concreto, para revisar la pasarela azul del edificio, sujeta por puntos de anclaje a la cubierta del edificio.

 

La factura se engorda con cantidades más pequeñas, pero repartidas por todos los aspectos de la instalación: 67.000 euros para instalación de vestuarios, 56.000 para maquinaria, 37.000 euros para mobiliario de vestuarios, 32.000 para las pistas del pádel (incluidas en el contrato), 29.000 para los vestuarios de la piscina, 16.000 para la entrada de artistas, otros 16.000 para la primera planta... La memoria de obras completa se puede consultar.