Exteriores destituye al cónsul español en Boston por "incumplimiento de sus funciones"

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha destituido al cónsul de España en Boston, Pablo Sánchez-Terán, por "incumplimiento de sus funciones" al haber cerrado ayer las oficinas en su horario normal tras los atentados perpetrados en esa ciudad.

La decisión ya se le ha comunicado verbalmente al diplomático, quien justificó anoche en declaraciones a Marca TV el cierre del consulado dos horas después de los atentados porque "era la hora".

 

En esa entrevista, Sánchez-Terán no facilitó ningún teléfono para ofrecer información a los españoles afectados o a sus familias, a quienes remitía a los hospitales en caso de que no hubieran podido contactar con sus allegados. No obstante, el diplomático sí estuvo disponible para atender a los medios de comunicación, entre ellos Europa Press, a quienes confirmó que no tenía constancia de que hubiera españoles entre las víctimas.

 

Sánchez-Terán ya generó otra polémica en 2004 cuando ejercía como cónsul en la ciudad argentina de Córdoba. Coincidiendo con el Día de la Hispanidad declaró: "Mucho peor estarían o estaríamos bajo las civilizaciones incaicas, aztecas, mapuches, sioux, apaches, que han sido idealizadas por historiadores y antropólogos, cuando es bien conocida su división de castas y su carácter imperialista y sanguinario".