Expertos piden que no se distribuya cereal con bromadiolona para combatir los topillos por ser nocivo

Un conjunto de 147 investigadores expertos de centros del CSIC así como de universidades de toda España, han suscrito un manifiesto para pedir la paralización de la distribución de cereal impregnado de bromadiolona para combatir a los topillos ya que "la aplicación masiva" en los campos de semillas de cereal "envenenado" ponen en peligro la fauna y otras especies.

Un conjunto de 147 investigadores expertos de centros del CSIC así como de universidades de toda España, han suscrito un manifiesto dirigido al ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, al presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y a la consejera de Agricultura, Silvia Clemente, para pedir la paralización de la distribución de cereal impregnado de bromadiolona para combatir a los topillos ya que "la aplicación masiva" en los campos de semillas de cereal "envenenado" ponen en peligro la fauna y otras especies "no diana".

Los expertos explican en un manifiesto que la bromadiolona es un anticoagulante de segunda generación, de uso autorizado por la UE como fitosanitario "en algunas circunstancias" aunque precisan que este veneno "es extraordinariamente tóxico y muy persistente en los tejidos animales", por lo que se han documentado numerosos casos de intoxicación secundaria que provocan la muerte de especies no diana, entre ellas especies en peligro de extinción, especies cinegéticas, "incluso cuando se aplica de forma adecuada".

En dicho manifiesto los firmantes sugieren que es necesario potenciar la aplicación de técnicas "preventivas" alternativas al uso de rodenticidas químicos.

Entre estas medidas se encuentran, por ejemplo la inundación temporal de las madrigueras en alfalfas de regadío, la destrucción mecánica de las mismas, la siega de la cubierta vegetal para facilitar la acción de los depredadores naturales, que a su vez se puede facilitar mediante la instalación de posaderos o de cajas-nido.

Además de las citadas técnicas alternativas, los expertos recuerdan que es imprescindible obligar a la correcta utilización de los rodenticidas en el caso extremo de ser necesario, impidiendo en particular que se incumpla la normativa europea colocando el tóxico en superficie, y elegir principios activos lo menos nocivos posibles.

Por todas estas razones, los firmantes solicitan al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, así como a la Junta de Castilla y León, que paralice la distribución y aplicación de las toneladas de grano de cereal impregnado de bromadiolona, "puesto que el principio activo presenta un gran riesgo para la fauna, y el cebo empleado (grano de cereal) amplifica los daños sobre especies no diana".