Expertos indican que conducir con neumáticos con presiones bajas en verano es "jugar a la ruleta rusa"

Una presión de inflado inferior a la recomendada multiplica la posibilidad de reventón, según la empresa salmantina Grupo Andrés, primer distribuidor de neumáticos en España y Portugal

La atención a las cubiertas toma especial relevancia en verano, cuando van a realizarse los viajes vacacionales en medio de un gran calor. Las altas temperaturas en el ambiente y en el asfalto, junto con la carga extra de pasajeros y equipaje ponen a prueba las cubiertas sin presión correcta. El problema de presión incorrecta de neumáticos está presente en más del 71 por ciento de los automóviles que se mueven ahora mismo por calles y carreteras españolas.

Además, el riesgo de reventón se triplica en los coches que van a realizar desplazamientos largos de verano y llevan una, o más, ruedas con 0,5 atmósferas por debajo de lo indicado por el fabricante del vehículo. Dicho problema afecta al 7,5 por ciento del total de vehículos que circula ahora mismo por nuestras carreteras.

“El peligro de incidente es extremo para un 1 por ciento del total de los automovilistas, aquellos que no dedican la menor atención a las cubiertas de su coche y son capaces de viajar hasta con 0,75 atmósferas menos de presión en alguno de los neumáticos, incluso cuando van a cubrir cientos de kilómetros”, explica Eduardo Salazar, director general de la empresa salmantina Grupo Andrés, el gran especialista en neumáticos del mercado peninsular.

"El aire para las ruedas es gratuito"

Otro problema añadido es que el parque español de neumáticos está envejeciendo muy deprisa, debido a la crisis. El índice de reposición de cubiertas ha caído el 32 por ciento en los tres últimos años, pasando de 1,2 ruedas por coche y año a solo 0,82 neumáticos por coche y año. Esto aumenta el peligro y, por ello, Grupo Andrés recomienda un extra de atención a las presiones en puertas de los grandes desplazamientos veraniegos.

“Basta un par de minutos en la estación de servicio para comprobar la presión de los neumáticos. Realice el examen con las cubiertas en frío y con un equipo medidor de confianza. El aire es gratuito” aconseja Eduardo Salazar. “Puede subirse la presión en una o dos décimas si se va a rodar con el coche muy cargado. Ese pequeño exceso, que evitará un sobrecalentamiento excesivo en condiciones extremas, desaparece en menos de 15 días”, añade.

Los neumáticos ahorrativos de nueva generación, caso de los Nankang AS1, distribuidos en exclusiva por Grupo Andrés, están especialmente protegidos contra los problemas de temperatura de las cubiertas clásicas. El compuesto de los AS1 ofrece el máximo agarre al piso, funcionando a una temperatura muy inferior a la habitual, gracias a la elevada proporción de sílice en la mezcla de goma.

Las marcas exclusivas de Grupo Andrés, Nankang y General Tire, proponen cubiertas con tarifas especialmente competitivas, que deben considerarse detenidamente antes de arriesgarse a rodar con neumáticos sin presiones correctas y más de 35.000 kilómetros a sus espaldas.