Evolución positiva del Santa Marta, que perdona la goleada al Salmantino

BUEN INICIO LOCAL. Los unionistas tuvieron un buen comienzo y se pusieron por delante, pero luego se vieron superados por el equipo de Peque. OCASIONES. Varias oportunidad falladas por los tormesinos
D. G.

Con el calor como testigo y con dos equipos muy jóvenes, Salmantino y Santa Marta revivieron aquel derbi que fue el de la salvación para los tormesinos y el del hundimiento para el filial blanquinegro. Y esta vez, de nuevo el Santa Marta salió victorioso, bien es cierto que sin puntos en juego. El equipo de Peque fue mejor en líneas generales desde el momento en el que se sacudió el dominio inicial de los locales y sólo su desacierto de cara a la portería rival le privó de un resultado más abultado.

Apostó Peque por un equipo muy joven y le costó unos minutos entrar en el partido. Comenzó mejor el Salmantino, queriendo el balón y tratándolo bien. Se puso por delante en una acción de estrategia mal defendida por el Santa Marta y que Trujillo llevó a la red. Pero a partir de ahí el Santa Marta ganó el esférico, se hizo con el partido y comenzó a hacerle daño al filial con las caídas de Palomi a los costados y la fuerza y el empuje de un centro del campo comandado por Abajo y Rubio. Los tormesinos le pusieron cerco a la portería de Álex y pudieron igualar en un claro mano a mano que Carlos no materializó. Poco después, claro penalti en el área local y Palomi que empata. El tramo final de la primera parte fue de color visitante y justo antes del descanso llegó el 1-2 que luego sería definitivo. Palomi, uno de los destacados, realizó una excelente jugada individual y fue objeto de otro claro penalti, que él mismo se encargó de transformar. Demasiado permisiva la zaga unionista en algunas acciones y resultado merecido al descanso.

Con los cambios, en la segunda parte, el Salmantino intentó frenar las acometidas tormesinas. El equipo de Peque, bien plantado, dominaba la posesión y apenas pasaba apuros. Salía, además, con mucho peligro al contraataque y le generaba muchos problemas al Salmantino cuando éste tenía que sacar el esférico jugado. Así, el encuentro perdió algo de intensidad pero no cedió en ocasiones. Las más claras fueron del Santa Marta, pero o se marchaban fuera, o a la madera, o se topaban con las manos de Álex. Buena prueba para los tormesinos a una semana del inicio de Liga y aviso para el filial unionista, demasiado blando en algunas acciones.

Peque, satisfecho
El entrenador del Santa Marta comentaba tras el choque: “El equipo ha estado solvente y ha dominado la situación salvo en el inicio. Ha sido una buena prueba justo antes de empezar la Liga”.