Eurodiputados, Junta y OPA piden una posición nacional para la defensa de la PAC

Jornada del PP. Arias Cañete advierte que el país puede “llegar tarde” y perder alianzas estratégicas para fortalecer sus intereses en el periodo 2014-2020
ical / ch. d.

El europarlamentario del PP Miguel Arias Cañete manifestó ayer su enorme preocupación por el hecho de que España “no ha influido nada” en el proceso de reforma de la nueva Política Agraria Común (PAC) para el periodo 2014-2020. Por ello, señaló que “hace falta cerrar filas, fijar una posición nacional y defenderla”, una propuesta que apoyaron la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Silvia Clemente, y las organizaciones agrarias. El 18 de noviembre se publicó una comunicación “en la que los intereses españoles están totalmente, ausentes”, ya que no se ha forjado previamente una “posición nacional” y no se ha influido ni en la Comisión ni en el Parlamento Europeo de forma suficiente, por lo que España puede “llegar tarde” a la negociación y reclamó un acuerdo entre las fuerzas políticas y las OPA.

Definir el presupuesto
Por su parte, la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Silvia Clemente, coincidió en reclamar que “España tenga una posición de fortaleza” y exigió al Gobierno “que mantenga una interlocución permanente con las comunidades autónomas” para abordar la comunicación de la reforma de la PAC. Esta comunicación, señaló la consejera, “tiene aspectos de los que a priori no nos da ninguna seguridad, ninguna garantía acerca de lo que va a suceder en el futuro”.

Las organizaciones agrarias también se mostraron de acuerdo en la urgencia de definir una postura nacional, de acuerdo entre el Gobierno y las comunidades autónomas, que posibilite la negociación con Europa y permita defender sus intereses.

El presidente regional de Asaja, Donaciano Dujo, consideró que los ejes principales de la PAC deberían ser “sistemas de intervención y mecanismos de control ante las importancias de terceros países”, ya que los productores agrarios prefieren percibir sus rentas mediante la venta con precios justos. En el mismo sentido, el coordinador regional de COAG, Aurelio Pérez, mostró su “preocupación” por el hecho de que la propuesta no vaya acompañada por un presupuesto, si bien consideró positivo “que se reconozca que existe un diferencial abusivo en la cadena alimentaria”.

Julio López, secretario regional de UPA, apuntó que “el objetivo es que se alcance el máximo acuerdo posible para beneficio de las partes”.