Eulen afirma que su presidenta está apartada de Vega Sicilia, cuya propiedad se traslada a Londres

La presidenta del Grupo Eulen, María José Álvarez

Los hijos 'díscolos' de Alvarez suprimieron el consejo de El Enebro, sustituyéndolo por un administrador único.

Eulen ha afirmado que su presidenta, María José Alvarez, está apartada, por voluntad de sus hermanos, de la gestión de El Enebro, titular de Bodegas Vega Sicilia, controlada ahora por un administrador único, la sociedad Mezqual Limited, constituida por los hijos 'díscolos' de David Alvarez.


En concreto, la sociedad patrimonial de la familia Alvarez y titular además de la cárnica Valles de Esla decidió suprimir su consejo de administración y sustituirlo por dicha sociedad controlada por Marta, Elvira, Juan Carlos, Emilio y Pablo Alvarez.

A finales del pasado mes de julio, El Enebro y sus cinco accionistas mayoritarios se aseguraron el control de la compañía tras adquirir el paquete accionarial (13,7%) de Jesús David Alvarez, un hijo alineado al padre.

Tras la operación, los cinco hijos 'díscolos' alcanzaron al menos el 80% de las acciones y por tanto de los derechos políticos de dicha empresa.

Según Eulen, su presidenta mantiene en el grupo patrimonial El Enebro la misma participación que sus hermanos 'rebeldes', promotores de la junta de la compañía de servicios celebrada ayer, la primera tras la muerte del patriarca el pasado mes de noviembre.

La junta general extraordinaria de Eulen designó a María José Álvarez administradora única de Eulen, rechazando, al mismo tiempo, las mociones presentadas por los accionistas minoritarios, es decir, por sus hermanos.

"Con la designación de María José Álvarez como administradora única de la compañía se cumplen los deseos del fallecido presidente fundador de Eulen, que designó a su hija su heredera universal, en su expresa voluntad de dejar en las manos que él consideraba más solventes el futuro del grupo de servicios", ha subrayado desde la compañía.