Etxeberría: "Es difícil fichar buenos jugadores con poco dinero"

Gorka Etxeberría, entrenador de la Unión Deportiva Salamanca

Por ahora no llegan refuerzos porque no son baratos, asegura el técnico de la UD Salamanca que está seguro de que el equipo, pese a la racha que acumula, estará en la lucha por el play off. Asegura que sin Mendes detrás sería imposible hablar con los futbolistas que baraja el club y asegura que el equipo tratará de evadirse de la situación institucional. 

Comparecencia del entrenador de la UD Salamanca como cada viernes en la que repasó la actualidad del equipo, el inminente encuentra, salidas y llegadas y, por supuesto hubo referencias a esa situación institucional que preocupa a cualquier unionista. Gorka Etxeberría que ante el Coruxo sólo un resultado se dará por bueno. “Queremos ganar y entrar en play off. Tenemos que vencer poque es un rival directo que podía ser sorpresa al principio pero ya no lo es”, señaló. No duda el técnico de que los buenos resultados llegarán: “Este equipo va a competir, va a tener mejores o peores rachas pero va a estar mirando al play off. Creo sinceramente que lo alcanzaremos”.

 

En el vestuario se sigue esperando a que lleguen unas incorporaciones anunciadas que no acaban de aterrizar. Las razones para el responsable deportivo del club son evidentes: “Es difícil incorporar jugadores cuando quieres fichar buenos con poco dinero. Estamos teniendo problemas pero no tiene nada que ver con los institucionales. Tienen que ver con el presupuesto y la calidad de las incorporaciones”. Es decir, lo bueno no sale barato ni aun teniendo la posibilidad de negociar con alguna ventaja con un agente como Jorge Mendes. “Ayuda mucho a la hora de que el jugador quiera venir pero luego hay que pagarle. Sin Jorge sería imposible que se planteasen venir pero tienen un sueldo que tenemos que pagar y no podemos. Después hay que ir al plan B, al C o al D y ahí soy yo el que dice que no”.

 

Habrá que esperar a ver si unos llegan pero otros, como De la Nava, han salido y no está claro que el futbolista quisiera hacerlo. “Yo no quería que se marchase pero hay más parámetros. El club presentó una posibilidad que creo que era buena para todos. Posiblemente el que se vea más perjudicado sea el equipo porque es un buen chico y yo estaba esperanzado en que nos aportase más durante la segunda vuelta”.

 

Mientras en el campo se busca el camino, en los despachos no acaba de cerrarse la ampliación y eso puede volver a revolucionar la situación. “Lo hemos hablado y nos dedicaremos a lo nuesetro. Nuestro granito de arena lo aportamos jugando y espero que ganando. Esperamos que todo se solucione porque por encima de todos nosotros está la continuidad de la Unión”, sentenció el míster.